Hablamos con Juan Navarro-Staicos, economista y gestor del fondo de inversión Lord Abbet, sobre la actualidad de los mercados estadounidenses.

Vamos a comenzar con las previsiones de esta semana que comenzamos, estaremos pendientes del dato del IPC mensual que parece que se va a quedar en el 0,2% y se va a publicar el anual que parece que podría subir una décima hasta el 2,9%, también se va a reunir la OPEP. ¿Qué te parece esto en un momento en el que la demanda de petróleo es muy firme?

Siempre hay cosas interesantes en los mercados, y como hemos comentado en otros momentos el IPC es un indicador que seguimos muy de cerca, la inflación en Estados Unidos es muy interesante para los mercados mundiales. Algo interesante del IPC es que vemos una diferencia bastante importante entre la inflación de bienes y la de servicios, los bienes están en deflación y eso es por muchos factores como las importaciones de china que suelen bajar los precios o el efecto Amazon, del lado de servicios vemos una inflación fuerte que refleja el crecimiento robusto de Estados Unidos.

Volviendo al tema de los bienes, todo el tema de la  guerra comercial puede empezar a impactar en la inflación de los bienes entonces si tenemos inflación de servicios bastante fuerte, que es lo que esperamos ir viendo con una reversión del lado de bienes, podemos empezar a ver un poco más de inflación, algo a lo que estaremos atentos.

El crudo sigue fuerte, esta semana creo que no se movió mucho pero en las últimas semana ha estado muy fuerte y refleja factores de demanda fuerte, pero también del lado de la oferta que para mí es muy importante el hecho de que tenemos problemas con Irán y Venezuela, que por distintos factores pueden llegar al mercado. Irán por el lado de las restricciones impuestas por Estados Unidos y Venezuela por el colapso de la producción. Aunque la producción de Estados Unidos está subiendo, no lo hace al nivel para compensar estas bajas.

Tendremos que estar pendientes esta semana de cómo reaccionan los mercados, hay muchas cosas que podrían afectarles y también está el dato que conocimos el viernes de desempleo del mes de junio, que pasaba del 3,8% al 4%, ¿para ti es un dato bueno o malo?

Obviamente no solo hay que enfocarse en un número, hay muchos factores que influyen en el 3,8-4%, esta subida se produjo principalmente porque aumentó la participación laboral en la economía, que es algo muy positivo. Después de la crisis financiera en 2008 hubo una baja sustancial de gente que ya no encontraba trabajo y no le interesaba seguir buscando, y cuando ya no están buscando trabajo activamente no se reflejan en el indicador de desempleo, por lo que el hecho de que tengamos a gente volviendo al mercado laboral es algo muy positivo.

Hablando de la inflación de la primera pregunta, el hecho de que haya mayor oferta en el mercado laboral va a ayudar a moderar el impacto inflacionario y lo vimos este mes que la subida de la inflación de ingresos no fue tan alta. Eso puede hacer que la expansión económica siga siendo más larga y sin tanta presión inflacionaria, obviamente es algo que hay que medir porque hay muchos factores que varían entre más y menos inflación, y este es un factor que podría atenuar la inflación.

La semana pasada se reunió la reserva federal, el comité federal del mercado abierto, y según las actas parece que va a haber una subida progresiva hasta el 3%, tú crees que se podría llegar este año y cuáles son los datos principales de estas actas.

Las actas tenían algo para todo el mundo, del lado positivo reflejan que la economía norteamericana está creciendo con una inflación relativamente baja aun con las presiones inflacionarias. El mercado laboral está muy fuerte y el PIB se estima que va a subir entre un 3,5 y 4% este trimestre, y las actas reflejan eso, que si sigue en este rumbo la economía, es probable que veamos dos subidas más posiblemente este año y se irían hasta el 3%, que es el pronóstico a largo plazo.

Por la otra parte, se ha creado mayor incertidumbre por el lado de la guerra comercial y eso puede llegar a enfriar las inversiones que hasta ahora han sido bastante fuertes en Estados Unidos y en las actas se reflejaron esas dos cosas. Por ahora la economía está firme, y si sigue así van a seguir subiendo la tasa lentamente porque todavía no hay una emergencia del lado de la inflación, entonces van a seguir habiendo subidas durante este año y el que viene. Más adelante si vemos un impacto negativo de esta guerra, llegará al 3.

Vamos a hablar precisamente de esta guerra comercial, también puede afectar a los mercados esta semana y ya han entrado en vigor algunos aranceles de Estados Unidos a China de 34.000 millones de dólares, y Rusia ha puesto un 40% a productos de Estados Unidos, ¿Tú crees que hay político más allá de la guerra comercial de cara a las elecciones de noviembre?

Buena pregunta, es difícil saber en qué está pensando el gobierno de Trump, a veces anuncia cosas que no se terminan cumpliendo y muchos de los anuncios tienen un aspecto político. Obviamente la base del presidente está a favor de estas medidas y restricciones comerciales, pero también la misma base no le va a gustar cuando los productos que van a tener aranceles del lado chino, van a ser los productos que exportan muchos estados que votaron por Trump, hablamos de la soja, los autos…. Y si llegan a sufrir bajas de las exportaciones, esos estados posiblemente vayan a quejarse.

Veremos a ver si se mantienen estos 34.000 millones que cada lado puso o si se sigue escalando. Mi esperanza es que no se siga escalando, ya se anunció la primera parte y posiblemente se llegue a un acuerdo para ir bajando estas restricciones. Hay cosas que china puede hacer para abrir sus mercados a productos americanos, si hace eso yo creo que hay un acuerdo donde Estados Unidos también puede bajar los aranceles que puso recientemente a los productos chinos y sería una solución positiva para todos.

Trump ha dicho que no va a firmar nada sobre el tratado de libre comercio de américa del norte hasta las legislativas de noviembre, en un momento en el que tenemos nuevo presidente en México  ¿es importante esta elección? ¿Cómo crees que será la economía entre estos dos países?

La elección es crítica para México, es un cambio muy importante y obviamente en México había mucha frustración del lado de la población porque era un país que realmente no ha crecido por varias décadas, entonces esa frustración se reflejó en las urnas con López Obrador que ganó con un porcentaje histórico, tuvo un desempeño muy pobre en las elecciones para se presidente como para el congreso.

Al mismo tiempo, antes de las elecciones y después ha puesto un discurso muy conciliador al lado del intercambio comercial con Estados Unidos, él entiende la importancia de NAFTA para la economía mexicana, ya que el 80% de las exportaciones mexicanas van a Estados Unidos y quiere trabajar con el presidente Trump y Peña Nieto, que termina su mandato en diciembre. Está colaborando activamente con las negociaciones que el presidente Peña Nieto va a terminar en diciembre, y cuando ambos suban, él va a tomar las negociaciones y quien las encarará será Jesús Seade, un líder en tema de política comercial, muy pragmático y excelente. Mi preocupación no es con México, es del lado de Estados Unidos, parecía que había un acuerdo hace un par de meses pero se postergó y no sabemos los requisitos que se van a poner para llegar a un acuerdo, pero estoy confiado de que el lado de México van a hacer todo lo posible para llegar a un acuerdo positivo para ambas partes.

Van a seguir las negociaciones y a ver qué pasa después de las elecciones en Estados Unidos, espero que después de las elecciones con menos presión política del lado de Trump, lleguemos a un acuerdo más rápido.