Extenso análisis de las causas y las repercusiones que puede tener sobre el resto de mercados el desplome de la Bolsa de China realizado por Manuel Fajardo, hedge fund manager de Proteus Multistrategy Fund.

¿Cómo es posible que un régimen comunista cuente con una bolsa de valores regida por un sistema capitalista?

“Existen muchas formas de ver el mercado. Hay dos bolsas que son independientes en China como son las que corresponden a Shanghai y Shenzen. La primera de ellas tiene una capitalización de 5,5 billones de dólares siendo la tercera mayor del mundo entre 1.114 compañías cotizadas, de las que el 70% ha dejado de cotizar.

La bolsa china es una bolsa que está atrasada tecnológicamente hablando. Hubo un día en el que se superaron los 160 millardos y los propios sistemas de la bolsa no tenían los suficientes ceros como para contabilizarlo. La cotización no es continua, que la tienen, pero no entendida como continua por Occidente.

El índice Shenzen tiene un market cap de 2,2 billones de dólares, con 1.768 compañías cotizadas”.



¿De dónde proviene la participación del 80% de inversores minoristas en bolsa?

“Es algo normal en el resto de países, pero lo que es tanto es que se supere el 80% de la negociación por inversores minoristas.

El argumento ideológico para sostener la bolsa china, según su gobierno, está basado en la redistribución de la riqueza.”



¿El Gobierno chino tiene participación en todas las empresas?

“No en todas, aunque siempre intenta tener participación en sus empresas. La bolsa no sólo se ha convertido en un instrumento de capitalización, sino también de mejora social”.


¿Quedan inversores extranjeros en la Bolsa de China?

“Ahora mismo no. Nosotros en cuanto lo vimos salimos corriendo”.


¿De dónde viene el desplome de la bolsa?

“Viene motivado por la macro. Tenemos que entender que China tiene un problema de deuda bastante gordo, hasta el punto de que la deuda impagada por los gobiernos locales puede ser utilizada como colateral y esto crea una burbuja.

La burbuja inmobiliaria china era una consecuencia directa de la burbuja de deuda.

El pasado 4 de febrero el Banco Central Chino bajó en 50 pb los requisitos de los bancos que derivó en más dinero disponible para poder prestar. Fue un QE encubierto. Todo este dinero fue a la bolsa. El problema es que la situación macroeconómica de China no es tan buena como parece”.


Acceda al vídeo-análisis completo de ‘El gran desplome del gigante. China: origen y consecuencias para las bolsas’

Quizás le interese: El problema económico de China