Junio se presenta cargada de citas muy importante, para España, sus  bancos y el conjunto de la Eurozona. Miguel Ángel Bernal, profesor adjunto del IEB analiza cada una de estas variables.
Llevamos una semana cargadita de referencias macor. Hoy subasta del Tesoro Público, se salda con los 2.000 millones de euros previstos y con una prima de 500 punto básico, llamativo los plazos cortos porque nos quedamos con el dos años en niveles cercanos al 4.35% donde ya tenemos una curva de tipos altos.

Mario Draghi ni ha añadido una bajada de tipos de interés, se habló mucho de las barras de liquidez y lo que dijo es que nadie iba a morir porque le faltase liquidez – todo lo contrario- “y creo quela gente aquí se ha quedado un poco desilusionada pero el discurso de Draghi está preparado para hechos y eventos que vendrán ahora”.

Reunión del G-7 no ha trascendido nada de la reunión. Sí han empezado a salir cosas, en prensa inglesa que nos dicen que hay una preocupación enorme con la situación europea y se está demandando a Europa – especialmente los alemanes- a que se empiecen a tomar medidas dinamizadores. Sobre la mesa, los bancos españoles. Eso quizás lo vemos bien en lo que nos ha pasado en las últimas jornadas: bolsas, española y alemana, que por primera vez cotizan de forma contraria.

Además está la rebaja de rating de los bancos alemanes, aquí empezamos a hablar de cuánta deuda pública comprada tienes, qué países…todas las presiones que le empiezan a llegar son importantes. Esa cumbre del G-7, con las palabras del BCE, Estados Unidos preocupados por la posible vuelta a la recesión…será muy proclive a qué ocurrirá en el G-4 en Roma donde saldrán las líneas de la reunión a finales de mes.

Donde se fraguarán mucho los préstamos a los bancos españoles y algo que las dos economías necesitan, que es crecimiento, donde Hollande se muestra proclive y la canciller Merkel empieza a suavizar su discurso.

REspecto al informe de los auditores independientes a la banca, "lo que harán será desnudar nuestras vergüenzas. Es muy difícil decir la cantidad de dinero que es necesario, sobre todo porque depende mucho de las valoraciones. Sería muy bueno, y esto es casi algo que espero que se produzca, no sólo que nos den el informe sino ver qué pautas han seguido. Las primas estimaciones hablan de una horquilla entre 40-60 mil millones, que es enorme y dependerá mucho de si los “criterios Bankia” se llevan a cabo entre el resto de entidades.

Los 100.000 millones no es mágico pero "creo que no llegamos a tanto porque evidentemente hay instituciones como las cajas vascas que están absolutamente saneadas y rebajaría la cifra. Me da la sensación de que ahí se están pasando". La situación que tenemos ahora mismo es crítica pero constructiva. Las cifras hay que ponerlas sobre la mesa en el primer momento, España primero negó la realidad, luego se intentó tapar y el nuevo gobierno reorientó su policía también a tapar la realidad.

La reunión es muy importante porque hay presiones gordas por parte de Canadá, Japón y Estados Unidos. Se hablará probablemente de la ayuda a los bancos españoles, intervención. Alemania puede decir que sí porque se va a proceder a la unión de todas las competencias del Banco Central: supervisión, rescate y fondo de garantía de depósitos. A Alemania le gustará mucho porque así evitará nombramientos al estilo MAFO. Una vez hecho esto se hablará de Unión Fiscal. Alemania, en toda su razón, ha dicho que los eurobonos no pero en esta situación. Son posibles si lo condicionamos a un control de la política fiscal pues Grecia entró con engaño, España tiene que modificar el déficit al alza….Me da la sensación de que van a hablar del crecimiento, se lleva hablando un tiempo de los proyect bonds , proyectos inmobiliarios que dependerían el BEI, rating A positivo, para cosas locales como una interconexiónde un AVE un bróker de financiación triple B….es deuda pública de los estados pero por ahí irán ligadas las cosas. Esos crecimientos para España ya los estamos viendo, con presupuestos de estado a dos años. La recaudación del estado español ha caído cuando ha subido la cuota que se paga, ha llegado un momento en que los tipos de interés se lo comen todo.

El inversor ahora mismo en general, los que nos dedicamos al análisis, lo que hay es un despite absoluto. ¿Por qué estamos desconfiados? En este momento tenemos una situación de despiste total, desde 2008 han pasado muchas cosas y en 2012 Europa está peor que en Estados Unidos. Salir, saldremos pero ahora estamos asistiendo a un cambio absoluto de modelo económico e incluso de reequilibrio de fuerzas.