David Galán, Director de Renta Variable de Bolsa General analiza Campofrío, el valor “que más caía el viernes en el mercado español y dentro del mercado continuo”.

Haciendo una valoración del pasado y arrastrándola al presente, el director de renta variable de Bolsa General apunta que, “existe una zona de resistencia en el año 94 que funciona en numerosas ocasiones como soporte. Podemos ver como una vez superada esa zona de 5,80-6 euros, pasa a ser de soporte y funciona como soporte en numerosas ocasiones. Funciona de soporte en el año 98, de nuevo en el año 99, 2001, 2002, y otra vez en los últimos años: 2008, 2009, 2010”.

“Cada vez que el título se acercaba a esa zona de soporte de seis euros, aparecía presión compradora y los especuladores sabían que era un buen punto de entrada para Campofrío”, señala el experto, quien añade que ha sido “nada más y nada menos” un buen punto de entrada para el valor en los últimos trece años. Cada vez que se llegaba a ese punto, el título rebotaba.

Nos vamos al presente. “Podemos ver como en los últimos años, se apoyaba insistentemente en esa zona de soporte, y podemos ver como desde el año 2009 hasta bien entrado ya el año 2010, el título forma un claro canal lateral. Vamos a medir ese rango entre la zona de 6 euros y la zona de 7,50 y desde aquí decíamos, que si superaba la zona de los 7,50, activaría un objetivo hacia los 9 euros que vemos como se cumplía. Además, desde esa zona de los 6 euros, vemos como empieza a desplegar una estructura de impulsos alcista. Primer impulso alcista, corrección al 50% de Fibonacci. Desde ahí arranca un impulso alcista al superar los 7,50, objetivo 8,24, vemos como cumple el objetivo del segundo impulso”. Conseguido ese segundo impulso “corrige”, y una vez superada la cresta de ese impulso “arranca un tercer impulso con objetivo en los 8,94. Vemos cómo todavía sube más y cómo se aceleran las subidas, en especial, el día 7 de abril”, especifica.

“Esta gran vela blanca, con sombra superior, es la sesión donde se anuncia una OPA de exclusión sobre Campofrío a un precio de 9,30 euros”. David Galán se adentra en esa jornada destacando Y “que durante esa sesión, el precio entra en subasta de volatilidad, porque sube con mucha fuerza y hay mucha presión compradora. Muchos inversores animados, que al ver la noticia, creen que está a buen precio y entran. Pero al entrar en esa subasta, habiendo algún inversor que incluso ha comprado los máximos de esa sesión a 9,80, cuando la OPA de exclusión era tan sólo 9,30 euros”.

Tras esa circunstancia, el precio ya se estabiliza normal, “a los niveles de la OPA de exclusión, un poquito por debajo, lo cual sucede siempre que hay una OPA de por medio. El viernes vimos un gran hueco bajista, y una caída muy fuerte desde esa zona por encima de 9, hasta niveles de 7,50. Hay que decir que la empresa Smithfield ha abortado esa OPA a los 9,30. Con lo cual, ya no hay OPA y los inversores que hubieran esperado a la formalización de ésta, se han llevado una gran desilusión”. Este experto considera que “hubiera sido mucho mejor vender a precios muy cercanos a esa OPA de exclusión, porque ahora esa OPA ya no existe y los títulos han caído con muchísima fuerza y habrá que ver si el soporte de 7,40-45 puede frenar la caída, sino veremos si los 6,75, que son este mínimo, funcionan como soporte. David Galán culmina su intervención sobre Campofrío comentando que si pasa esos niveles, aparecería ya “el soporte clave de largo plazo, que ha funcionado en los últimos 13 años de los 6 euros zonales”.