Emma du Haney, Senior product specialist de BNY Mellon, habla sobre la posibilidad de sacar rendimiento en estos momentos a través de fondos de inversión de retorno absoluto en la renta fija.
 
¿Cree que el entorno actual ha visto la primera señal de una corrección más profunda?

Bueno, creo que en la escena actual hemos visto grandes movimientos en los mercados. El clima está complicado y todo realmente depende donde esta efectivamente la trayectoria que va a seguir. Por ahora esto no se parece a la situación de 2008, no estamos en medio de una crisis bancaria, por lo que no existen preocupaciones sobre que alguno de los bancos afecte a otros y vayan a quebrar. Por eso no es lo mismo que en 2008. De este modo una de nuestras preocupaciones claras es que no se puede mostrar una razón por fundamentales de la ola de ventas que el mercado ha mostrado. Ya sabe, si es por la ralentización de China, por la posibilidad de una recesión en Estados Unidos… Una de las cosas que lo alimentan es la pobre liquidez que tiene el mercado y cómo gran parte del consenso se está posicionando. Y esa es una de las causas de esta pobre liquidez.

¿Cuáles son los principales desafíos para este 2016?

Bueno, creo que todo va a depender de cómo vayan a resolverse las cosas a partir de aquí. Pero acertar y negociar en estos mercados tan  difíciles y recordar que la rentabilidad de los bonos puede subir, lo mismo que bajar, y no dejar que la situación actual nos arrastre sobre todo cuando muchos de los datos económicos son realmente positivos en términos de crecimiento tanto para Europa como para Estados Unidos.

¿Por qué cree que el retorno absoluto es la mejor manera de invertir hoy día? ¿Cómo se puede proteger contra la volatilidad?

El retorno absoluto empieza con liquidez como referencia y tomando ya sean posiciones positivas o negativas visiones sobre el entorno por lo que te puedes expresar negativamente o positivamente, te puedes expresar sobre una subida de la rentabilidad negativa o positiva de los bonos; también sobre las diferentes direcciones del crédito y métodos así. Es una aproximación que es capaz de obtener dinero en ambas situaciones, en las subidas y las bajadas del mercado,  en lugar de tomar el crecimiento de la referencia vigente utiliza esto en en ambas direcciones o el crédito.

La situación de China o la caída del precio del petróleo podrían atraer más oportunidades de inversión. Me refiero a países que podrían beneficiarse con esta situación, como los importadores de petróleo por ejemplo. ¿Sobrepondera este tipo de regiones?

La mayoría de mercados emergentes se va a beneficiar como importadores de petróleo, al igual que un buen número de mercados desarrollados. Europa obviamente se va a beneficiar del precio barato del petróleo. En nuestra estrategia de bonos de retorno absoluto no sobreponderamos y infraponderamos como tal, porque no tenemos referencia. Pero sí, tomamos posiciones en países que se pueden sentirse beneficiados o pueden sufrir por la situación específica del petróleo, y eso lo estamos haciendo a través de mercados emergentes. Ahora hemos visto claramente el riesgo en los mercados emergentes, pero si miramos los fundamentales hay países allí específicamente que han tenido devaluaciones de su divisa que se han vuelto más competitivos y que van a tener una mejora de sus fundamentales y mayor crecimiento a futuro y un buen número están saliendo bien parados por ser importadores de petróleo. Por lo que sí creo que hay sitios interesantes que se beneficiarán cuando el riesgo de este entorno disminuya.

¿Cuáles son sus estrategias de inversión en los mercados de bonos para conseguir una buena rentabilidad con el escenario actual?

Nosotros diversificamos a través de planificar distintas visiones. Por lo que rara vez tomamos una o dos posiciones sino que construimos una cartera con diferentes ideas, tanto en corto como en largo. Una de las cosas con las que estamos jugando ahora mismo es estar favorables en un punto de equilibrio de la inflación en Estados Unidos. No hay prácticamente inflación allí y nosotros no creo que eso se mantenga en los próximos 30 años. Por eso apostamos por un equilibrio de la inflación en Estados Unidos. También esperamos una permutación en Reino Unido. No esperamos mucho en la zona euro en este momento. Sin embargo, tenemos algunas posiciones cortas en algunos bonos de corta duración llevados por la rentabilidad negativa que está llegando hasta niveles extremos. Y estamos jugando con Australia frente al Reino Unido. No estamos en el lado del crédito y somos muy defensivos particularmente en el high yield en general. Y en grado de inversión mantenemos algunas posiciones en compañías que nos gustan (bonos corporativos) con una buena estructuración, también en algunos bancos fuertes con buena recuperación, pero también tenemos algunas posiciones cortas a través de algunos bancos.

Su estrategia de inversión se centra en la diversificación. ¿Dónde están viendo más valor en este momento en el mercado de bonos?

Creo que nuestra estrategia de valor está construida en grado de inversión de crédito, pero tácticamente pensamos que los mercados emergentes también ofrecen buenas oportunidades en términos de rentabilidades absolutas y aprovechamos la visión long/short a través de estos mercados y pienso que las divisas están muy interesantes y operamos con ellas a través de nuestra estrategia, por lo que creemos que ofrecerá oportunidades en los próximos meses llevadas por la volatilidad.

Como ha dicho ve interesante el mercado de las divisas. ¿Podría darnos su visión para el dólar y dónde ve estrategias interesantes en este momento?

En las últimas fechas vemos que el dólar ha jugado un papel muy fuerte. Tanto contra el euro como para otras divisas de mercados emergentes, y principalmente con divisas con exposición a materias primas. Ahora creo la situación para el dólar es menos clara. Potencialmente vamos a ver que la FED va a retroceder en el número de incrementos de tipos de interés que en un principio se iban a producir y no estamos menos seguros de que veamos un dólar fuerte en el corto plazo. Esa visión seguro que claramente es la que se ha visto en los mercados. De hecho en este momento. Supongo que una de las cosas que vemos ahora es que no pensamos que China vaya a ser capaz de mantener la intervención a los mismos intereses llevado por el volumen de sus reservas. Por eso pensamos que vamos a ver más depreciación en el renminbi y tenemos que jugar con eso y estar cortos en algunas divisas asiáticas.

¿Cómo compone su cartera perfecta?

Creo que con el enfoque de multiestrategia que tenemos es la mejor manera de tener oportunidades dentro del mercado de renta fija. Para recapitular empezamos con efectivo y referencia, tomamos posiciones largas o cortas en cualquier área dentro del mercado de renta fija. Aprovechamos los tipos de interés, la inflación, los mercados emergentes, las divisas y otras áreas del crédito. Pero hacemos esto una táctica de gestión del riesgo y con nuestro objetivo del 3% de rentabilidad.