La evolución de los mercados a medio-largo plazo dependerá de las medidas que tome la FED y de la solución que se busque a Grecia.

A punto de cerrar una semana clave, en cuanto a referencias macroeconómicas se refiere, estamos en un momento muy importante al otro lado del Atlántico. Marc Ribes, director de Activo Trade en España y directo de inversiones reconoce que “hay que ver cómo está la economía porque, en función de los datos que vayan saliendo de la FED, se tendrán que tomar medidas para ver si se alargan los estímulos o no”. Ribes admite que la recuperación sigue vigente pero hay una desaceleración “y hay que analizar si es fruto del fin de los estímulos o no”.

En referencia a las palabras del presidente de la FED de Dallas, Ribes cree que “hay que analizar bien las palabras y en su contexto”. Sin embargo, considera que Fisher ha dicho “las palabras más sensatas de un presidente de la FED en los últimos años admitiendo que la economía es como un depósito de gasolina que está a tope y lo único que se necesita es que alguien pise a fondo el acelerador”. Y con este símil trata de buscar el equilibro entre poner mucha liquidez en el sistema y la inflación que pueda generar. Ribes admite que “cuando todo el dinero está en el mercado - como una demanda que es ficticia- el doble juego de liquidez puede crear una inflación y lo que alerta Fisher es tener cuidado con el QE3 porque poner más liquidez no tiene por qué significar una recuperación más rápida en la economía”.

Sobre la situación de las materias primas, el director de Activo Trade asegura que los mercados “reflejan lo que hay y nos anticipan riesgos – con el oro y la plata-e inflación, a través del crudo”. Ribes admite que estamos en la última fase del ciclo económico alcista “favorable para empresas cíclicas y materias primas energéticas, como el gas o el petróleo”. Es probable que veamos subidas en esta parte del ciclo.

Los mercados esta semana han reflejado la incertidumbre dada por dos factores: qué pasara con la FED, ya hemos visto que Moody´s ha amenazado con bajar la calificación crediticia de Estados Unidos, y además tenemos Grecia. “La repuesta a esas dos variables nos dará la dirección de los mercados a medio-largo plazo”.

Pero ¿por dónde pasa la solución de Grecia? Ribes reconoce que en una economía liberal la solución pasaría por dejar caer al país y asumir las pérdidas. Algo que ahora no se puede hacer pues si Grecia quebrara - hicieran una quita del 50%- el BCE perdería 60.000 millones de euros “una auténtica locura”. Ahora la solución –recuerda Ribes- pasa por meter más dinero, aplazar los plazos de vencimiento de la deuda para que puedan cambiar su modelo económico, reducir el coste de financiación con la ayuda del BCE, que debería seguir inyectando dinero. “A día de hoy es imposible que Grecia quiebre con lo que a partir de ahora sólo se tomarán soluciones drásticas”.

En sus recomendaciones, Ribes admite que “nos olvidamos de invertir en el mercado español, también es pronto para invertir a medio-largo plazo en posiciones bajistas, en la bolsa europea ver en función de la solución griega y el mercado americano nos puede dar alguna oportunidad”. Pero en materias primas, oro, petróleo y plata – especialmente tras la última corrección, por la demanda real que tiene y porque todas las dudas acerca de la solvencia de Grecia le benefician- sigue habiendo oportunidades. Este experto en caso de superar los 38.50 dólares por onza intentar comprar algo de plata en la cartera.