Marc Ribes, cofundador de Blackbird, analiza la situación actual de mercado. 

El panorama se ha vuelto a complicar bastante esta semana, después del desplome del 13% de la Bolsa de Atenas de ayer. Además, esta mañana Saxo Bank ha publicado un informe en el que asevera que Rusia podría entrar en suspensión de pagos en 2015. ¿Dónde nos encontramos? ¿Hay riesgos reales para las bolsas a nivel macro en este momento? ¿Hasta qué punto es relevante la caída de ayer?

“Los riesgos reales están y quizás parte de la confianza del inversor. Ahora mismo nos encontramos con algo muy positivo como es la caída del precio del petróleo y que va a permitir al consumidor comprar más.

Si Europa aplica un QE y arranca de su desaceleración podríamos ver una mejora también en América Latina y Estados Unidos. Los bancos están saneados y ya se dedican a su negocio como es el crédito.

Mientras los tipos sean bajos, la situación está controlada, pero sí miramos mucho a la evolución del mercado estadounidense”.

Caída del petróleo. Muchas casas de análisis ya han revisado a la baja sus previsiones de cara a al precio del crudo llegando incluso a hablar de 40/30 dólares (los alarmistas americanos) por barril. ¿Qué previsión manejan…y más importante… quién saldrá beneficiado y más perjudicado de esta situación si hablamos a nivel de compañías?
“No se produce por una caída de la demanda si no por una cuestión de la oferta. La estabilización de 60 dólares por barril se dice que es lo que le interesa a la OPEP. Es algo coyuntural, no estructural.

Primero hemos visto cómo las compañías aéreas se han beneficiado. Agencias de turismo,como Amadeus, lo están haciendo muy bien, y ahora estamos viendo arranque en los hoteles como NH y Meliá. La parte industrial es la menos beneficiada de todo este ciclo.

Pensamos que sí son interesantes compañías como Logista, Melià, NH, Amadeus, IAG o Lufthansa en Alemania”.

Este jueves, toca segundo TLTRO en Europa y esto nos hace pensar en una gran volatilidad en el sector financiero. ¿Será así? ¿Es una de sus apuestas de cara a 2015?
“Mario Draghi ha pasado a hablar ya de la intención de un QE, no de un objetivo. Tenemos tres fechas claves: el 22 de enero puede haber un QE, de un billón de euros para doblar el balance del BCE; pero para que eso suceda tenemos que considerar diferentes pasos previos. El primero es este jueves cuando se espera que los bancos soliciten 400.000 millones de euros en el TLTRO. Se pedirán unos 130.000 y esto es bueno porque parece que el sistema financiero se está recuperando.

A lo largo de enero veremos si hay ilegalidad o no, por parte de la CE, en las medidas expansivas del BCE. Sabemos que el mandato del BCE es la inflación, ahora es evidente que los riesgos son deflacionarios y esa es la justificación del BCE para impulsar un QE”.

Esta semana parece que se nos ha olvidado Bankia… pero con los litigios que ya tiene abiertos y la avalancha de reclamaciones que se le viene encima, ¿podría derribar su cotización y volver de nuevo a mínimos?
Evidentemente al mercado hay una cosa que no le gusta y es la incertidumbre. Si a esto le añadimos que nos encontramos en una situación en la que el mercado tiene que soltar mucho papel de Bankia.

Sí creemos que el sector está saneado. Estamos viendo cómo en estos TLTROs los bancos han pedido 130.000 millones. Banco Santander está invirtiendo 15.000 millones de euros en México. En los últimos 15 años se han centrado en provisionar su balance, ahora se van a centrar en su ‘negocio núcleo’.

Bankia tiene, además, el problema de todos los litigios a los que se tiene que enfrentar. Hay un gran ganador en la banca mediana como es Banco Sabadell y el mejor momento es para Bankinter. Como alternativa al Sabadell tendríamos a Caixabank”.

FCC.  A sabiendas de que Carlos Slim se habría hecho con los derechos a 2,25 euros, en total precio de las acciones 9,75 euros. ¿Esto debe hacer salir corriendo al accionista de FCC? ¿Podría ajustarse el precio hasta ese nivel?
“Si una ampliación de capital se utiliza para cubrir la deuda, al final es dañina para el accionista porque diluye su participación, sin aportar negocio nuevo. La parte buena es que el saneamiento se produce ahora, pero ¿qué queda? Un negocio rentable con un nivel de deuda exigente.

Lo importante es que tienes un núcleo duro con un importante inversor. Es normal que (Carlos Slim) entre con descuento porque está poniendo mucho dinero. Ahora mismo, lo que estamos viendo tiene más que ver con la volatilidad de los derechos”.

¿Alguna recomendación tanto del Ibex como del mercado continuo?
“El tema candente actualmente es la volatilidad, pero también a mayor riesgo…mayor oportunidad. No queremos Alfa en este momento porque entendemos que hay un riesgo muy elevado como es la bolsa americana. Manejamos el beta.

Si el riesgo sigue latente tendremos que tomar más prudencia, buscando valores defensivos con momentos de volatilidad.

Estamos comprando compañías con visibilidad de negocio, como las aseguradoras con Mapfre y Catalana Occidente; Ferrovial, Red Eléctrica o Enagás, también Iberdrola y Gamesa; tenemos a Bankinter y permanecemos atentos a Sabadell. También entrarían Almirall y Viscofán, e incluso Telefónica que lo está haciendo muy bien. Es un portfolio muy equilibrado para aguantar etapas de volatilidad”.