La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha adjudicado sus servicios de desarrollo y mantenimiento de aplicaciones tecnológicas a cuatro consultoras (Global Rosseta, Avalon, Altia y Netchek) por 12,6 millones de euros.

El regulador ha dividido en cinco lotes el servicio, que deberá ser prestado por los adjudicatarios durante tres años (36 meses) y cuyos contratos se espera que se formalicen a mediados de mayo, según los expedientes consultados por Europa Press.

La adjudicación se ha producido con un descuento del 12% sobre los más de 14 millones de euros presupuestados por la CNMC, a pesar de que las ofertas aceptadas han sido las únicas presentadas.

Global Rosetta, empresa parte del grupo Getronics, se ha adjudicado por 6,1 millones los lotes para la gestión de la sede electrónica, el portal de datos y plataformas de BI y GIS, así como las plataformas horizontales y aplicaciones sectoriales.

Además, la consultora se encargará en una Unión Temporal de Empresas (UTE) junto a Avalon de las aplicaciones verticales heredadas y su integración en sistemas transversales por 2,88 millones de euros.

Recientemente, la empresa también se ha adjudicado el servicio de asistencia técnica para el mantenimiento y administración de los sistemas informáticos del Congreso de los Diputados.

Por su parte, la gallega Altia se ha hecho con el lote que gestionará los expedientes de competencia y mercados, así como los portales web genéricos por algo más de tres millones de euros, mientras que Netcheck se ha adjudicado la oficina de proyectos por 537.531,60 euros.

INSUFICIENCIA DE MEDIOS

El regulador se ha acogido a un informe de insuficiencia de medios para externalizar estos servicios, que requerirán una plantilla de 62 personas con cinco jefes de proyecto, 13 consultores, un diseñador especializado en experiencias de usuario y 43 'full stack developers'.

Entre las atribuciones de los equipos de las consultoras se encuentra mantener actualizadas las aplicaciones y programas utilizados en el regulador, la gestión del portal de datos de la compañía y sus aplicaciones, incluida la futura aplicación para entender la factura eléctrica anunciada por la presidenta de la institución, Cani Fernández.

También se establece un periodo máximo de resolución de incidencias que va desde dos días laborables para las leves hasta 15 días para las más graves.

Para algunos puestos se requieren conocimientos de inteligencia artificial, un campo en el que el regulador está profundizando con el uso de algoritmos y el big datas con su Unidad de Inteligenca Económica hasta el punto de haber recibido interés por su tecnología de sus homólogos europeos.

La presidenta de la CNMC, Cani Fernández, ha lamentado en varias ocasiones que las nuevas atribuciones al organismo que preside no vienen seguidas de medios suficientes para ejecutarlos.

De hecho, en un reciente evento, llegó a pedir públicamente que le retiraran las competencias al regulador que le exigen emitir informes prescriptivos sobre los concursos de derechos audiovisuales del fútbol al considerar que ni LaLiga, ni la Real Federación Española de Fútbol escuchaban sus recomendaciones.

"No nos hacen caso nunca(...) Con los medios que tenemos, casi mejor que me quiten esa competencia porque tengo muchas cosas que hacer", lamentó en esta ocasión Fernández.