El experto reconoce que el próximo paso para el selectivo español pasa por superar los 11.600 enteros. 

"El acuerdo con Grecia ha dado fuerzas al Ibex 35 para llegar a los 12.000 puntos que no debería ser un objetivo nada despreciable. 

Los resultados empresariales están saliendo positivos. Muchas veces las estimaciones ya están rebajadas de antes por los propios analistas y lo normal es que suelan terminar superando un poco al alza. Donde sí hay que hacer más énfasis es en las estimaciones del próximo trimestre. Es lo que sucedió con Apple puesto que lo que penalizó a la compañía fue una rebaja de su previsión de ventas.

Para el Ibex 35 manejamos un margen a la baja de 100 puntos y lógico es que se vaya hasta los 11.600 puntos. Por debajo, soportes a vigilar son, primero, los 11.450 puntos y el soporte más relevante se sitúa en los 11.250”.


*Declaraciones a Radio Intereconomía