“El instante es la continuidad del tiempo, pues une el tiempo pasado con el tiempo futuro.” Aristóteles.

La bolsa americana sigue cotizando en una delicada situación macroeconómica. Los estímulos de la reserva federal han provocado una burbuja de impredecibles repercusiones a los mercados financieros cotizados. La abundancia de liquidez ha
generado un ilusorio efecto riqueza en el consumidor que ha visto como el mercado de bonos y de renta variable han subido a niveles de precio desconocidos hasta el momento.




Un ciclo económico productivo se desarrolla con la expansión crediticia que fomenta los proyectos manufactureros para que las industrias puedan invertir y crear empleo. El crédito y el mercado laboral fomentan un efecto riqueza que mejora el consumo y el  consumo mejora los beneficios empresariales. El factor ahorro es determinante,  puesto que una economía que ahorra permite a los bancos mejorar sus core capital,  para poder prestar más dinero de una forma sana.
Lo insano no es la deuda como tal, es el abuso de ella.  Actualmente la evolución de sectores como el sector carbón, nos
manifiesta una parada en la actividad industrial lo que sugiere que la mejora económica de USA es más fruto de acciones destinadas a so brevalorar los mercados que un ciclo económico maduro y productivo. Prestar para especular en la  revalorización de los precios de los activos, suele ser sinónimo de burbuja que no aporta nada al ciclo económico pero si a un ilusorio efecto riqueza que termina con una severa crisis financiera. Las decisiones de la FED son muy complejas y totalmente
cortoplacistas. Pero afirmar que la bolsa americana está cara incluso cotizando en  burbuja requiere una explicación más allá de ver los gráficos cotizando en máximos.



Una manera de analizar la economía americana, es mediante el segregado del DJ US Index. El selectivo compuesto por más de 1.200 compañías americanas, tiene una capitalización total de 18.390 billones de USD, lo que implica cotizar a un PER de 20
veces si lo valoramos en sus 919.5 billones de USD de beneficios que van a presentar el grupo de esas más de 1.200 compañías americanas.



Si miramos la evolución de la capitalización bursátil en función de los últimos máximos relativos, correspondientes a la tendencia alcista de 2.007, cabe destacar que el conjunto de industrias que componen el DJ US Index han subido de media un 9.6%, sin tener en cuenta el desplome del sector financiero que cotiza un 41% por debajo de dichos máximos. Esa pérdida de capitalización está al margen de la cotización actual del DJIA y del SP500, y nos manifiestan que a pesar de ello, las bolsas cotizan a máximos históricos.



Podemos hacer un análisis profundo para valorar que cotización deberían tener el DJIA y el SP500 si el sector financiero hubiera realizado el mismo movimiento tendencial que han realizado el resto de industrias, para poder comprender la magnitud de l
a burbuja en la mayoría de sectores de la bolsa americana.



Acompaño la nota de análisis de diferentes tablas en forma de argumento, en el que calculo primero el asset allocation del DJUS Index en función del peso asignado para cada industria. Como podemos comprobar, el 18.53% del peso del selectivo corresponde a la industria financiera. Si sabemos que de media el DJ US ha marcado un nuevo máximo de un 9.6% respecto al máximo de 2.007, podemos igualarla industria incrementando el máximode cotización 613 en un 9.6%, lo que implicaría ver
cotizar el sector financiero en 671,848 enteros.


Este cálculo incrementaría el peso del sector financiero hasta el 30% del asset allocation, lo que implicaría que la capitalización de dicho sector pasaría de 3.407,67 billones de USD a 6.324,29 MM USD, es decir un 86% más que su capitalización
actual.

Si actualizamos la capitalización del DJUS Index a la capitalización actual, pasaríamos de 18.390 billones de USD a 21.306,62 billones de USD, lo que implicaría cotizar un 16% por encima de la cotización actual. Si aplicamos el multiplicador a los índices Dow Jones Industrial y SP500, podemos concluir que sin contar el desplome del sector financiero, el DJIA cotiza a un precio equivalente a los 17.747 puntos y el SP 500 a 1.913.


Sin embargo, a pesar de concluir que la bolsa americana está cara, el precio manda y la amplitud de las 10 industrias básicas que forman el selectivo DJ US Index, están marcando una salud cuestionable pero suficiente mente saludable como para pensar  que el peligro de un incipiente mercado bajista, todavía queda como poco a medio plazo. Sin embargo, la retirada precipitada de los estímulos que anunció Bernanke, podría precipitar un movimiento bajista que es difícil de poder comprender si no miramos argumentos macroeconómicos de fondo. La macroeconomía se superpone a  todos los movimientos bursátiles y mientras el mundo siga desendeudándose, la  deflación será el principal enemigo a combatir y la FED, ya ha demostrado que lo
sabe. Por lo tanto, que Bernanke anuncie una retirada paulatina de los 85.000 billones de USD mensuales, no implica que los retire agresivamente. De l mismo modo, llegar a  una tasa de paro del 6,5% no implica subir tipos de interés. Por lo tanto, a pesar de  que la FED sea menos generosa con la liquidez, seguiremos con  políticas monetarias expansivas a largo plazo, pensando que lo vigente será lo que perdure y la continuidad de las políticas monetarias expansivas será la norma, durante los próximos años.



Por lo tanto, viendo que el 30% de las industrias básicas están formando un techo de largo plazo o bien una pausa de continuación y el 70% siguen marcando nuevos máximos, entiendo que el mercado debería premiarnos con un nuevo impulso que como mínimo forma un doble techo antes de pensar en un mercado bajista.
Con estos argumentos y entendiendo que la selección de valores es más importante que el set up, es decir el análisis, el mercado nos exige buscar swing trading, es decir trading de medio plazo, para aprovechar los últimos coletazos del mercado alcista, buscando principalmente compras tras correcciones, para buscar regreso a máximos anteriores, mientras la amplitud de mercado no se deteriore.
El inversor podría buscar estrategias alcistas en los sectores con una mejor fuerza relativa y este sentido sobresalen las industrias DJ US Consumer Services y DJ US Financials. Los servicios financieros, tales como la gestión de activos o los servicios financieros están liderando las subidas de la industria financiera en USA y en estos sectores podemos buscar acciones para poder encontrar timing y aprovechar las subidas buscando patrones con elevadas probabilidades para decantar la estadística a favor de nuestro plan de trading y aplicar una estrategia completa de trading.



En este sentido podríamos buscar estrategias de trading sobre Morgan Stanley, debido a su mejor fuerza relativa respecto a Goldman Sachs, como podemos comprobar en el gráfico adjunto, en el que comparo la cotización de Morgan Stanley con la de Goldman Sachs. Aprovecharíamos posibles correcciones en la zona de los 25 USD para tomar posiciones largas, buscando como decía swing trading en nuestro plan de trading y dejando como siempre que el mercado dicte sentencia a la hora de
ilimitar las ganancias.