Esta cita de Europa Press, me dejó impresionado cuando la vi:
 La mariposa de los cardos --'Vanessa cardui'-- realiza un ciclo migratorio de hasta 13.000 kilómetros que implica a seis generaciones, desde que inicia su viaje en países africanos como Ghana y Senegal hasta que regresa un año después tras pasar por el norte de Europa, llegando incluso a Noruega e Islandia.
   El descubrimiento lo ha realizado un equipo de investigadores del Centro de Investigación Ecológica y Aplicaciones Forestales (Creaf) y del Museo de Ciencias Naturales de Granollers (Barcelona), que en colaboración con otros científicos europeos han analizado más de 60.000 observaciones de esta mariposa procedentes de más de 60 países de África y Europa.
Si ya es asombroso el que un animal tan pequeño pueda recorrer 13 .000 km sin perderse, a mí lo que me impresiona es que en el viaje pasen seis generaciones. Qué forma tan asombrosa de sacrificarse por el bien común de su especie. La mayoría nunca ven el destino soñado, nacen, viven y mueren por el camino. Un largo viaje y realmente asombroso.
Las bolsas hoy han reiniciado su largo viaje alcista, al que el cierre de Wall Street del viernes y buenos datos macro chinos han vuelto a abrir la puerta.
Los datos chinos de inflación y exportaciones han sido bien recibidos, y respecto a lo de Wall Street, siempre dejando claro que la tendencia alcista es" impepinable" y contra eso no hay discusión que valga, habrá que esperar. No tenemos tan claro que se haya pasado el miedo a la QE. Y la semana que viene hay reunión de la FED, y aunque no es probable, no es imposible que hubiera algún susto. De momento a estas horas el futuro del mini S&P 500 no se ha alejado con claridad del nivel de los 1.800.
Vamos con la crónica al completo de la sesión.
Se esperaba una apertura moderadamente alcista en Europa. Estos son los factores clave:
Por un lado han sentado bien los datos macro de China. El domingo se publicó el dato de exportaciones e importaciones, con las exportaciones muy por encima de previsiones y las importaciones bastante por debajo de lo esperado.

Además esta mañana se ha publicado la inflación que ha quedado en 3% desde el 3,1% anterior.

El conjunto de datos ha sido bien recibido por los mercados.

Por otro lado, claro está, el buen cierre de Wall Street del viernes tras el dato de empleo sigue siendo el gran motor alcista en el día.

Resulta desconcertante leer en las crónicas de las grandes agencias de noticias de EEUU, quer la razón de la subida fue que el mercado se dio cuenta de que los datos macro son tan buenos que eso compensa el fin de la QE. 24 horas se justificaban las bajadas diciendo que los datos macro eran tan buenos que hacían temer por la QE.

Es evidente que nadie tiene muy claro el por qué de la reacción, y desde luego nosotros no somos una excepción.

Lo más normal, es que sea un caso típico de vende con el rumor y recompra con la noticia. ya se había descontado en días anteriores un fuerte dato de empleo. Y a fin de cuentas la tendencia de fondo sigue siendo alcista.

Hoy en una encuesta de Bloomberg se veía que el 34% de los economistas consultados temían que el fin de la QE empezará la semana que viene. Es una minoría de momento, pero hay que recordar que en la encuesta anterior tan solo había un 17% que dijeran semejante afirmación.

Según varios bancos de inversión, la mayoría el calendario de la FED ya estaría hecho, y sería empezar el fin de la QE en algún momento a partir de enero y terminarla a finales de diciembre del año que viene.

Por lo demás hoy hemos tenido dato de superávit comercial alemán que ha quedado algo por debajo de lo esperado.

Por su parte el Banco de Francia ha subido previsiones de 0,4 a 0,5%.
Sesión en positivo gracias a una nueva apertura de Wall Street al alza que ha ayudado a eliminar las dudas que aparecieron en Europa a media sesión.
Las buenas cifras de China en cuanto a exportaciones, algo que habla bien de la economía exterior, no ayudan por el momento a que la percepción de la economía china mejore, ya que a todos les gustaría que las importaciones fueran más altas.
Lo anterior se tradujo en un súper sector de recursos básicos que es era el peor del día con -0,92% a 386,34. El movimiento está dentro de lo esperado técnicamente, ya que a finales del mes pasado tuvimos una bajada fuerte activando un HCH, rebote en la SMA200 que nos llevó a probar la clavicular como resistencia, creación en esa zona de interés vendedor y ahora estamos otra vez por debajo de la media comentada. Con la mejora de Wall Street, se aleja de mínimos y coquetea con las cifras positivas gracias a un despertar de los precios de los metales en todos los frentes.
Seguimos con el disgusto de china porque el súper sector de bienes personales y del hogar es otro de los peores con -0,35% a 567,12 puntos a media sesión, ligeramente por encima de la SMA200 que atacamos el viernes. Dejamos una karakasa sin cuerpo, por lo que es vital no perder los mínimos de esa sesión pues la media lleva cuatro toques como soporte, como se puede ver en este gráfico de fin de día. Al cierre, también reduce sus pérdidas a -0,02%.
http://www.estrategiasdeinversion.com/adjuntos/phgdic.gif
Las utilities eran las mejores dando extensión de verdad a la muestra de interés comprador creada el viernes y que nos deja una resistencia en los 272,3 puntos que es el retroceso del 38,2% de Fibo de la bajada desde el último máximo del mes pasado, pero el SPDR en EEEUU es el peor con -0,6% y se han hundido a +0,34%.
En el mercado de divisas tenemos debilidad del dólar en cruces importantes como en el EURUSD que sube +0,09% y pisa por encima del canal alcista desde los mínimos del mes pasado, buscando una aceleración, pero debemos estar atentos a cualquier muestra de interés vendedor que avise de una rotura falsa.
Para la GBPUSD tenemos también mejora en +0,21% y nuevo intento de superar la resistencia de los 1,64 que no nos ha dejado pasar este año.
Para el USDJPY tenemos lo contrario, ya que la revisión a la baja del PIB del Q2 de Japón apoya las subidas.
En el mercado de deuda tenemos en estos momentos bajada de tipos general en Europa que pone a España en el 4,11% y a Italia al 4,13%, lo que nos da ventaja y más alejándonos de ese peligroso 4,2%.
Alemania está en terreno peligroso, pues el 1,84% está en la directriz bajista desde los máximos del año, así que puede dar movimiento.
Conforme se vaya disipando la polvareda típica de la publicación del dato de empleo, la realidad que se vuelven a encontrar las bolsas es la misma que antes de dicha publicación.
A saber, tendencia previa alcista, donde es alcista que estamos generalizando erróneamente. El Ibex está lateral, y el futuro del eurostoxx también. El Dax y Wall Street sí están alcistas.
Esta es la parte buena.
La parte mala sigue siendo el tapering.
Y sobre todo ante una cosa. No parece probable que la semana que viene (reunión 17 y 18), la FED inicie al tapering pero tampoco es imposible.
Hay una corriente de expertos, de momento no mayoritaria, que opinan no se puede descartar que la FED hiciera un experimento.
Aprovechar los días que son prenavideños, donde las manos fuertes no quieren estropear las cosas, muchos están incluso con libros cerrados, para iniciar el tapering con una cantidad muy pequeña. Menos de los 15.000 millones que se decían, solo un poco, para ver cómo reaccionan los mercados, y por otro lado Bernanke quedar bien con Yellen de no pasarle la patata caliente del tapering.
Difícil pero no imposible, y es seguro que no le sentaría nada bien a las bolsas.
El sentimiento de los inversores empieza a extremarse más de la cuenta. La sensación de inmunidad empieza a ser enorme, siempre hablando de Wall Street.
Así hay que destacar que en la encuesta de la semana pasada de Investors Intelligence teníamos la mayor lectura de alcistas desde abril de 2011 y la menor de bajistas desde marzo de 1987.
Como vemos, no hay ningún miedo real al tapering al menos en las manos más débiles, en las fuertes recordamos que están neutrales desde hace unos días.
Pueden ver la evolución de estos parámetros en este gráfico:
En el artículo donde aparece este gráfico de la web de Schaeffers Research, podemos ver más cosas interesantes:
Pero no hay por qué salir corriendo.
Como hemos comentado muchas veces, los indicadores de sentimiento tienen varios matices a considerar:
1- El primero, que son mucho mejores detectando suelos que techos.
2- El segundo, que pueden estar marcando sobrecompra extrema durante mucho tiempo como ahora, mientras se sigue subiendo, nunca se sabe el momento en que son efectivos.
Pero además, ojo a la estadística que publican en este artículo:
Han calculado qué pasó en 115 casos anteriores con lecturas así, y las consecuencias son muy claras.
A la semana se subía de media 0,16%, a las dos semanas 0,32%, a las cuatro algo más del 0,6%, a las ocho el 1,24%.
Lo que nos parece mostrar la estadística, eso sí, es que con lecturas tan altas, aunque cuesta dar vuelta a la tendencia, ya la subida no es fuerte, es muy lenta y débil, esto sí que es para tenerlo en cuenta.
Y más si tenemos en cuenta otra cosa. El pasado viernes se activó una señal de Hindenburg Omen.
En el Libro de Leones contra gacelas la explicó debidamente.
Esta es una señal técnica curiosa, muy conocida en EEUU y muy poco en Europa, que tomó el nombre de la famosa catástrofe del dirigible alemán Hindenburg que se estrelló el 6 de mayo de 1937, dicen que por culpa de un tripulante que, animado por su novia que era militante antinazi, le animó a colocar una bomba incendiaria a bordo.

Esta señal técnica consiste en lo siguiente:

La inventó Jim Miekka editor de "The Sudbury Bull and Bear Report ". Se activa cuando la media de 10 semanas del NYSE Composite Index, basándose en los cierres al viernes está al alza, si está a la baja no vale. La segunda condición es que el famoso McClellan Oscillator esté en zona negativa.

Si estas condiciones se cumplen, se mira el número de nuevos máximos y de nuevos mínimos. La teoría es sencilla, en un mercado alcista la señal de que se empieza a dudar, que será el aviso de que viene la bajada, se dará cuando se vea un gran número de valores en nuevos máximos y a la vez otro gran número de nuevos mínimos, es decir, empiece un período de confusión o turbulencia, con divergencia clara de opiniones.

Según Miekka, lo mejor es esperar a un día en que haya como poco 79 nuevos máximos y nuevos mínimos. Es decir, ambos deben estar por encima de esa cifra. Entonces hay que dividir el más bajo de los dos números, ya sea el de nuevos máximos o el de nuevos mínimos, por el total de valores y multiplicarlo por 100. Si ese resultado está por encima de 2,2, cosa que muy raras veces sucede, se tiene una señal de "Hindenburg Omen". Algo que cada vez que ocurre, insisto por ser poco frecuente, levanta mucha polvareda.

Desde luego que tiene mucho sentido eso de que cuando en una tendencia alcista el mercado empieza a dudar hay que estar atentos, pero debo advertir que hay que manejar este indicador con sumo cuidado y darle una importancia relativa. Es un indicador más, todo los indicadores son interesantes, pero de ninguna manera un oráculo que no falle nunca.

Personalmente, dudo mucho que esta señal sea un indicador casi infalible de bajadas pronunciadas. Por ejemplo, en marzo de 2001 el indicador saltó, a los pocos días se perdía casi el 3% y, sin embargo, al cabo de un mes de saltar la señal, se subía con una fuerza tremenda por encima del 10%. Es decir, desde que saltó la señal el mercado había subido casi el 13%. Sin embargo, en el 2004 acertó y a finales de junio del 2002, donde volvió a saltar, anticipó una bajada, aquí realmente brutal.

Pero ha habido absolutamente de todo, bajadas y subidas y no parece fiable más que como una cosa más. Sin embargo, sí me llama poderosamente la atención un cálculo realizado por Jason Goepfert de Sundial Capital Research que calculó todas las veces en que había aparecido la señal desde 1965. En total 35 veces solamente. Pues bien, a los 10 días sólo en 13 de 35 veces se estaba alcista, con una media de pérdida del 0,6%. Y, vean qué curioso, a los 30 días sólo el 49% de las veces se estaba alcista, con una media de pérdida, siempre en el SP, de 0,7%, y el caso es que a los 120 días sólo el 40% de las veces se estaba alcista, con una media de pérdida de 0,4%.

Creo que estos datos de Goepfert son decisivos y dejan bien a las claras que el Hinderburg Omen es sólo un indicador más que, como todos, a veces acierta y a veces falla, y que no predice en realidad un crash (los porcentajes medios de bajada son muy modestos) pero sí es bastante fino para predecir (aunque no siempre, claro está) períodos de clara debilidad de las bolsas norteamericanas. Por supuesto, esto habrá que cotejarlo con otros datos y otras muchas cosas, pero les he hablado hoy de todo esto porque siempre nos viene bien conocer un nuevo indicador y que además está de moda y es muy seguido.

McHugh introduce una aportación que es filtrar más la señal para evitar señales falsas y le añade dos condiciones más:

1- Que los valores que tocan máximos de 52 semanas en el NYSE no pueden ser más del doble que los que tocan mínimos (recuerden que la señal se basa en que haya un gran número de valores a la vez tocando máximos y mínimos, pues esto nos indicaría confusión tras una tendencia alcista y por tanto posibilidad de vuelta) y viceversa.

2- Para confirmar deben aparecer al menos dos señales Hindenburg Omen en un plazo de 36 días.

Tras ampliar las señales con estos dos filtros, McHugh se da cuenta que las señales son menos frecuentes: poco más de 20 en los últimos 21 años, en casi 5.000 días de trading. Ya ven qué poco frecuente es. La señal gana mucho en efectividad y todas las grandes caídas han sido predichas por señales de este indicador en todo ese tiempo, aunque no siempre que se ha activado ha aparecido una gran bajada.

Las conclusiones y porcentajes de McHug son éstas:

Cuando una señal con estos filtros de Hindenburg Omen se activa:

- Hay un 41% de posibilidades de un crash mayor (más del 15 % de bajada).

- Un 54% de una bajada mayor del 8%.

- Un 77% de una bajada de al menos el 5%.

A título de curiosidad, podemos ver que en el crash de 1987 la señal apareció el 14 de septiembre y en el pinchazo de la burbuja el 24 de enero del 2000.

Una variante muy inteligente esta de McHugh y un indicador más a meter en la coctelera del estudio.
Bien aclarado lo que es esta señal, de momento sólo ha aparecido una, no está confirmada, y si ven en este gráfico de zero hedge, donde se reflejan las apariciones de las señales, esto requiere su tiempo, son las pequeñas líneas rojas encima del gráfico:
Como pueden ver en ese gráfico, ya ven cómo las dos veces que aparecieron este año frenaron en seco las subidas y provocaron correcciones la segunda mucho más fuerte que la primera. También se ve cómo son señales que requieren su tiempo, que no se ve la consecuencia de su aparición de un día para el otro. Pero al final tienen su efecto.
Habrá que estar atentos, de momento aún no está confirmada la señal, pero hay que seguirla, informaremos si la cosa va a mayores.
Pasemos a un tema estacional interesante.
Muy interesante este artículo de la web stockcharts.com, hablando del efecto enero que cada vez se da antes:
Pero lo que veo muy bueno para operar es el gráfico que ponen al final, este en concreto:
Es un gráfico donde se ve el comportamiento del spread entre el Russell 2.000 que como saben está formado por pequeñas compañías y el OEX que es el índice S&P 100 de compañías de alta capitalización.
El gráfico no da pie a dudas, las pequeñas compañías lo hacen mejor que las grandes en el mes de diciembre el 74% de las ocasiones. De hecho es el mejor mes para este spread con diferencia.
Podría ser interesante, por tanto ponerse largo de Rusell 2000 y corto de cualquier índice con grandes compañías durante lo que queda de mes. Y en todo caso bueno es tenerlo en cuenta para otros años cuando llegue este mes.
Pasemos a otro tema podríamos que decir estacional de hecho es la moda en EEUU.
No son mayoría, pero si hay muchos en Wall Street muy preocupados por este gráfico superpuesto entre 1929 y este año...

Lo pueden ver en este enlace:

www.zerohedge.com/sites/default/files/images/user3303/imageroot/2013/12/20131206_1929.jpg

Si siguiera el paralelismo la fecha "fatídica" sería el 14 de enero. No obstante todo esto hay que manejarlo con cautela... puede ser una casualidad, es muy frecuente que aparezcan estas comparativas de gráficos, y en algún punto del camino divergen... o no...

Es importante en todas estas cosas que tengamos en cuenta el calendario que parecen tener la mayoría de bancos en EEUU respecto a la QE.

Inicio del fin en algún momento entre enero y marzo, fin total en diciembre de 2014, primera subida de tipos en verano de 2015.
El saldo de las instituciones a cierre del viernes sigue siendo neutral sin ningún tipo de cambio.
El ataque a la zona de mínimos de la primera parte de noviembre en este indicador del miedo, no ha pasado a mayores ya hora está teniendo un retroceso que apoya al riesgo, como se puede ver en el gráfico adjunto de Bloomberg. De momento está cayendo y eso nos anima todavía más.
La rebaja del PIB de Japón:
El Gobierno de Japón ha reducido el crecimiento del PIB del tercer trimestre hasta el 1,1% desde el 1,9% anterior, lo que supone un +0,3% con respecto al trimestre anterior.
La razón está en una rebaja de la lectura de los gastos de capital que han pasado a quedar planos desde la lectura de +0,7%. La parte positiva es que el gasto del consumidor a +0,8% desde el +0,4%, pasando a contribuir al PIB a 0,5 pp desde los 0,2 pp anterior.
En general, la reducción del PIB es mayor de lo esperado pues el consenso lo colocaba en +1,5%
Los datos de China de hoy:
Los datos de China de este fin de semana
La inflación de China de noviembre interanual queda un poco por debajo de lo esperado, +3%, cuando la estimación era +3,1% y por debajo del crecimiento que tuvo en octubre que fue del +3,2%, que también quedó por debajo de lo esperado.
Con respecto al de precios de producción, cae -1,4% con respecto al año pasado, algo menos de lo esperado que era un descenso del -1,5%.
Todo lo anterior es positivo debido a que permite al Gobierno tener margen de maniobra para apoyar el crecimiento si baja a cotas incómodas.
Con respecto a las exportaciones suben mucho más de lo esperado, +12,7% cuando la estimación era del +7,1%.
Las importaciones quedan por debajo de lo esperado al ser de +5,3% y la estimación del +7,2%.
Conjugando las dos cifras, el balance comercial es de superávit de +33.800 millones de dólares, más de lo esperado que era +21.700.
Los datos de EEUU de hoy:
- Alemania:
Exportaciones de octubre +0,2% e importaciones +2,9%. Superávit de de 16.800 millones de euros, menor de lo esperado que era 18.000.
- Eurozona:
Indicador sentix baja de 9,3 a 8 cuando se esperaba 10,4.
Como todos los inicios de semana, vamos a ponernos al día en cuanto a diversas estadísticas.
Empecemos por los particulares y su encuesta de sentimiento de la Asociación Americana de Inversores Individuales, que es uno de los instrumentos de sentimiento contrario que más fiabilidad tienen de todos los que se publican y que dan pie incluso a sistemas de trading.

Éstas son las últimas cifras disponibles:
Sentimiento inversores individuales
Opinión
Última semana
Penúltima
Antepenúltima
Alcista
42,60%
47,30%
34,40%
Bajista
27,60%
28,30%
29,50%
Neutrales
29,80%
24,40%
36,10%


La neutraldad se rompe y volvemos a ver un sentimiento alcista peligrosamente abundante.

No tenemos cerca la señal de compra del sistema que se activa cuando la media de 8 semanas queda por debajo de 29. La última la dio en niveles de S&P 500 de 1.276. Y se vendió en 1.456. Es decir un beneficio de 180 puntos que no está nada mal. Sigue sin dar ningún fallo desde 1.987 en que se publican estas estadísticas. Ahora está lejos, y mucho, de nuevo.
El Bullish Consensus de Market Vane da una lectura de 65%, desde el 67% de la semana pasada. Recuperado ya el susto de el cierre de la administración de EEUU. Sus lecturas hay que tomarlas de manera muy diferente a las de la AAII. Hay que tener en cuenta que este indicador de Market Vane está confeccionado mediante consultas no a particulares, sino precisamente a todo lo contrario, a profesionales del sector, es decir, CTA (Commodity Trading Advisors).

Tradicionalmente, de puertas adentro, en el mercado se considera que los CTA suelen estar en el lado correcto
y que hay un indicador que miran con interés: el de la media de cuatro semanas. Por encima de 67% se interpreta como fuerte sentimiento alcista, que va menguando a medida que se aleja de ese nivel. La media de cuatro semanas está en 65,75 igaul que la semana pasada. Descendemos poco a poco a la espera de una nueva opción de compra.

Este indicador es uno de los más efectivos que existen para anticipar las tendencias bajistas cuando la media de 4 semanas baja de 50. Tiene un track récord impecable de acertar todos los grandes giros del mercado a la baja, es decir, de anticiparse antes que nadie a las tendencias bajistas, visto desde otro punto de vista, a confirmarlas.

1- Acertaron el crash de 1987 girando a bajistas antes de que pasara.

2- Acertaron el susto de 1998 girando a bajistas en cuanto se empezó a flojear, cuando a mediados de julio de 1998 el Dow Jones cayera de 9.36 la 7 a 7.467, es decir se metió entre pecho y espalda una bajada del 20,2% que hizo mucho daño al que no supo reaccionar a tiempo.

3- Pasaron a bajistas de forma continua desde primeros del 2000, cuando no parecía que vinieran los problemas y ya no pasaron de forma consistente a alcistas hasta que en el 2003 el mercado pasó a alcista.

4- En la crisis de 2007-2008 estuvo largo tiempo por debajo de 50...

5- En la última zona de problemas, entró por debajo de 50.

Sigamos con otros datos.

El porcentaje de volumen que viene de los famosos programas de trading de ultra corto de los 10 principales bancos mundiales y que nadie tiene muy claro cómo lo hacen, aunque cada vez empieza a haber más pistas y que sólo ponen para cuenta propia y a disposición de clientes con grandes fortunas, que fue en la semana anterior del 24,1%, queda en ésta en 29,8%. Hay que recordar que desde hace unos meses usan la trampa de dividir por dos el volumen habitual, por lo que si usáramos el cálculo antiguo, estaríamos hablando que la semana que cerca del 59,6% del total del volumen ha venido de este tipo de programas.

Podemos comprobar que en este tipo de operativas sigue dominando el mercado, creado por y para unas cuantas manos fuertes que hacen lo que les parece en cada momento.
Resumiendo la sesión,  nuevas alzas moderadas en Europa, tras el buen cierre de Wall Street del viernes y ante una batería de datos macro positivos en China. Ahora una vez disipada la nube de humo que siempre provoca el dato de empleo, hay que estar atentos a si el mercado ha perdido el miedo al tapering o no. Aún no está claro. Eso sí, la tendencia alcista sigue siendo la que domina y no hay que ir contra ella.