Nueva sesión al alza en Europa que sigue a Wall Street pero que no rompe ningún nivel importante. Mañana es el día de la FED y los últimos datos en EEUU salen malos para la subida de tipos, menos el NAHB, pero claro, la mayoría de ellos han ayudado a que el mercado se mueva intentando adivinar el movimiento de mañana, aunque el dinero fuerte esté esperando acontecimientos, como se ve en el saldo de los institucionales.
Vean que anécdota más curiosa y rara he encontrado en Internet, en concreto en el siguiente blog:

"Además de nacer en 1813, su nombre y apellido tienen 13 letras y los números de su año de nacimiento suman 13. Sintió su primer impulso musical un 13 de octubre. Sufrió un destierro de 13 años. Compuso 13 óperas, terminando una de las más famosas, Tannhiiuser, un 13 de abril. Esta misma obra, que fue estrenada en París el 13 de marzo de 1845, estuvo cincuenta años sin ser repuesta hasta el 13 de mayo de 1895.Su primera actuación al frente de una orquesta se produjo en Riga, en un teatro inaugurado un 13 de septiembre. Se fue a vivir a Bayeuth a una casa que fue abierta un 13 de agosto y que abandonó un 13 de septiembre. Su suegro, Franz Listz, le visitó por última vez el 13 de enero de 1883. Como no podía ser menos, Wagner falleció el 13 de febrero de aquel mismo año, en el que, por cierto, se conmemoraba el decimotercer aniversario de la unificación nacional alemana."

Pues ya ven, como bien dicen al final de la anécdota ¡menos mal que Wagner no tenía
triscadeicafobia que es una fobia rara al número trece porque le habría hecho la vida imposible.

La bolsa de hoy en día no tiene triscadeicafobia, tiene FEDfóbia, pero en los dos últimos días se le ha pasado algo. La culpa de esta aparente cura es el compendio de datos macro que hemos tenido que han generado compras por parte de algunos operadores y que están moviendo las bolsas al alza, con el triángulo del SP siendo atacado por arriba.

El IPC de EEUU queda peor de lo esperado pero el NAHB se va a cotas no vistas desde 2005, por lo que este dato del sector inmobiliario dio algo de miedo porque apoyaba las subidas, pero claro, no se puede decir nada debido a que estamos viviendo en gráficos de días los movimientos que suelen aparecer en los instantes previos de la aparición del dato de empleo, de esos que parece más una lotería meter dinero en el mercado que una inversión. Los institucionales se acercan a la neutralidad en su saldo y es el indicador más claro de que la mayoría del dinero está quieto esperando.

La realidad es que el dinero de verdad no va a tomar decisiones hasta mañana por la tarde.
Vamos con la crónica de la sesión al completo.

Se espera una apertura claramente alcista en Europa. Estos son los factores a considerar.
La noche en Asia ha sido tranquila con el Nikkei subiendo el 0,81% y China en los últimos minutos se está disparando al alza y ya sube el 4% cuando hace media hora apenas bajaba 0,1%. Esta subida actual es muy positiva.

Pero el principal factor alcista, es desde luego, la fuerte subida de ayer en Wall Street. Una subida inesperada, pues ante la importantísima cita de la FED del jueves, lo más normal hubiera sido un día de transición.

No obstante, y a pesar de la subida, se sigue dentro del triángulo de duda.

¿Y por qué se subió tanto?

Pues dicen las crónicas que porque la lluvia de datos macro que hubo ayer, algunos de ellos muy débiles, dejaron claro que la FED no va a subir tipos mañana. Pero lo que no cuadra si este es el motivo es que los bonos americanos a corto plazo, ayer tocaron máximos de rentabilidad de cuatro años y medio.

Además el volumen fue un 25% más bajo de la media de 20 días según datos de Reuters.

Así que dejamos la subida en el contexto de los bandazos que llevamos en los últimos días, y habrá que esperar a que pase la reunión de la FED para tener claras las cosas.

Aún habría una última hipótesis, que la subida esté más enmarcada por las manipulaciones habituales ante el vencimiento de derivados trimestral del vieres que de lo que haga la FED. No despreciemos este factor que también tiene mucha importancia.

Desde el punto de vista macro, a las 10h30 datos de paro en UK. A las 11h, datos de inflación de la eurozona, se espera interanual de +0,2%.


Más información en el vídeo de apertura.

s1


 
Esta película está siendo muy comentada en estos días en los medios, y en los mercados, que son además siempre muy amantes de las predicciones misteriosas. Hoy por ejemplo ABC dedica un artículo a la curiosa vida del economista Martin Armstrong.
 
Lo pueden ver aquí:
 
Martin Armstrong, el «oráculo» de la economía que pasó más de una década en la cárcel
 
Este economista, con una parte oscura por la que estuvo 11 años en la cárcel en EEUU, usa un método matemático basado en un ciclo de 1341 días para predecir grandes crisis. Yo no lo he seguido nunca, pero dicen en los medios que acertó el crash de 1987, la caída de Japón desde 1989, la crisis de 1998, la del 2007. Y con razón o sin ella, no voy a entrar a valorar estas cosas que parecen bastante rocambolescas, el caso es que en crónicas serias estoy empezando a leer que este señor ha pronosticado una gran crisis mundial para la primera semana de octubre, que se dará, según él, por una crisis en la deuda soberana.
 
Y como muchos se lo crean, a ver si al final vamos a tener la profecía que se cumple así misma. Esperemos que no. A mí estas cosas me parecen curiosidades sin demasiada relevancia, pero lo tengo que comentar porque el tema está corriendo por todos lados, especialmente en EEUU, y cuando muchos a la vez se lo creen, o se lo temen, pueden pasar cosas raras.
 
Volvamos al mundo real, donde la verdad es que la realidad es más increíble que todo esto de las adivinaciones. Hoy estamos subiendo en Europa, entre otras cosas por la violenta subida de la bolsa de China.
 
Vean este gráfico intradía del principal índice chino, es un gráfico de 5 minutos.
 
s2
Pues ustedes mismos, el mercado estaba tan tranquilo (las horas son locales chinas) y cuando faltaban 45 minutos entra una mano misteriosa y se lleva el mercado que estaba casi plano, a lo que ven en este gráfico de Reuters a un subidón de 0 a +5% y además sin parar. En los últimos 10 minutos la mano misteriosa se para.
 
Evidentemente esa mano ha sido el gobierno chino, que es menos disimulado que nadie, dada su poca práctica en manipular de forma abierta el mercado. La gran pregunta es ¿alguien se puede jugar los ahorros en un mercado así? Yo, desde luego, cuanto más lejos mejor.
 
Pero el caso es que este numerito del gobierno chino está siendo uno de los factores alcistas del día, están haciendo todo lo imposible para impedir que su bolsa casino deje de bajar, tras haber acumulado duras pérdidas en los dos últimos días. ¡Prefiero lo de Amstrong,por lo menos tiene un halo de misterio¡ J
 
Y además si vemos ahora este mismo índice chino en el siguiente gráfico de Reuters:

s3
Fíjense en el volumen. Ha sido muy bajito. Encima es que al gobierno no le costado mucho subir el mercado 5% en 45 minutos… realmente curioso…
 
También, cómo no, es otro motivo alcista la subida de ayer de Wall Street celebrando que los malos datos macro que salieron durante el día como el de producción industrial alejaban las posibilidades de subidas de tipos en la reunión de la FED de mañana.
 
También la actividad de fusiones y adquisiciones animaba el cotarro con SAB Miller subiendo el 19% después de que dijera que estaba recibiendo oferta de compra de una compañía rival.
 
Técnicamente hablando, toda la atención sigue pendiente del triángulo que sigue formando el futuro del mini S&P 500, es de suponer que mañana tras la reunión de la FED se va a romper, y la salida de este tipo de figuras es violenta, aunque tampoco debemos olvidar el vencimiento de derivados del viernes en todo el mundo, que puede dar mucha volatilidad.
 
Vamos a centrarnos en la reunión de la FED. Me ha parecido interesante, este estudio que hace José Luis Martínez Campuzano de las posibilidades que tiene la FED que son más complejas de lo que parece. Lo pueden ver en esta cita:
 
Ya saben que nosotros nos inclinamos porque la Fed aplace la subida de tipos este jueves.
Pero, también admito que haga lo que haga será polémico.
 
Por ejemplo, decir que el mercado asigna una probabilidad del 70 % a que no sube los tipos es demasiado simple. Indagando un poco más, podríamos decir:
 
*       Probabilidad del 20 % a que no sube tipos pero deja las puertas abiertas a octubre
*       Probabilidad del 30 % a que mantienen tipos pero con un mensaje ambiguo para subirlos antes de final de año
*       Probabilidad de 15 % a un mensaje que enfatice los riesgos de estabilidad financiera
 
¿Y subirlos 0.25 puntos? Pero esto tampoco es tan sencillo. En definitiva, con una probabilidad ahora del 30 % podríamos decir:
 
*       Probabilidad del 5 % para una subida de tipos de 0.25 puntos, enfatizando la importancia de la estabilidad macro y como la economía USA ahora es indiferente a la tensión financiera internacional
*       Probabilidad del 25 % a que condiciona la siguiente subida tras el aumento de 0.25 puntos a los datos USA y estabilidad financiera
 
¿Lo ven? Al final,  todo puede ser mucho más complicado si nos ponemos a ello. Ahora toca analizar el potencial impacto en los mercados de las cinco opciones anteriores...¿se notan deprimidos? Nos pasa a todos.
 
Pero, la sola decisión y el comunicado no es lo único a considerar tras el FOMC de este jueves.
Me refiero a la revisión de las previsiones económicas, producto, inflación y desempleo....también las perspectivas sobre la evolución de los tipos de interés oficiales. Todas las opciones están abiertas.
 
Pero, con un factor común haga lo que haga: la dependencia de los datos. Y es que los datos conocidos hasta el momento ofrecen suficiente ambigüedad para aplazar la decisión sobre tipos o justificar su subida. Los datos ambiguos pueden ser también coherentes con un mensaje ambiguo de la Fed. Al final, la transparencia se convierte en un factor negativo para los mercados en un escenario donde todo es posible con respecto a la política monetaria a corto y medio plazo. Pero, tal vez, esto último cambie si la Fed tiene las ideas claras sobre el futuro. Y nos ilumina al resto.
 
José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España

El saldo de las instituciones al cierre de ayer sigue siendo vendedor pero está a las puertas de pasar a neutral, así que poco a poco van siguiendo el guion de este tipo de situaciones. Por lo tanto, el viernes veremos cómo se han tomado lo que tenga de decir mañana la FED, por lo que no debemos bajar la guardia.

En estos momentos el mercado europeo sigue más o menos la tónica en la que lo dejamos el día de ayer, con subidas generales en un momento en donde todos los ojos están mirando a la reunión de la Reserva Federal que tiene comienzo hoy y de la que tendremos el resultado mañana.

Ayer tuvimos una serie de datos macro en EEUU que fueron casi todos peores de lo esperado, lo que incrementó la idea de que la Reserva Federal debería esperar para subir los tipos, algo que apoyó al mercado una vez digerido todo y que permitió que todos los mercados cerrasen al alza.

Hoy nos hemos despertado contabilizando el buen cierre de Wall Street, pero en algunos sitios estamos algo lejos de máximos, como por ejemplo el futuro del índice alemán, por lo que debemos tener cuidado ya que pueden aparecer recogidas de beneficio de cara al evento de mañana.

Sin embargo, no todo es la obsesión por la Reserva Federal, ya que hay eventos y noticias aquí y allá que están soportando al mercado, como por ejemplo, la noticia de que SAB Miller tiene una posible oferta de compra de Anheuser-Busch que hace que se dispare más del 20% y se lleve al alza al súper sector de bebidas y alimentación +4,27%.

El punto negativo lo estaban poniendo los recursos básicos con un descenso de -0,11% al estar metido en una situación nada fácil esta mañana. Las mineras tienen un entorno muy complicado, con alto endeudamiento, y tienen que afrontar una situación de bajos precios que dependen prácticamente de la marcha de la economía de China. Este país sigue dando malos datos económicos y hoy encima la OCDE ha rebajado las perspectivas de crecimiento mundiales y encima su estimación de crecimiento del país asiático está bastante por debajo del objetivo del propio gobierno, así que su entorno es muy complejo. El único que ha estado tirando del carro es Glencore por buena cogida de su ampliación de capital, pero ahora mismo esas ganancias se están esfumando y ya subía menos del +0,5%, así que el apoyo principal se desvanecía hasta que el mercado de divisas no dio validez a la amenaza del muy buen dato de NAHB y el USD empezó a perder fuerza rápidamente, lo que ayudó a que las materias primas mejoraran y el súper sector acabara +2,05% con Glencore a la cabeza.

Por otro lado, las tecnológicas también están mejorando 1,07%, las telecomunicaciones 1,20%, viajes y ocio 1,69%, servicios financieros 1,5%... En definitiva, nos volvemos a acercar otra vez a la zona de resistencias que son más aparentes tanto en el futuro del índice alemán como del europeo, ya que el futuro del índice español sigue a medio camino de las resistencias más claras, ya que ha descontado el peligro de riesgo político por las elecciones catalanas de finales de mes y las generales a finales de año.

El mercado de deuda pública hasta algo revuelto por el movimiento que está teniendo el secundario de EEUU, pues ayer tuvo una subida fuerte de tipos creando nuevos máximos del mes con la vista puesta en la incertidumbre que genera la reunión de la Reserva Federal el día de mañana, un movimiento que ha llevado al alza incluso al dólar. El aumento de rentabilidades en Estados Unidos también ha contagiado a la deuda alemana que en precio se ha alejado un poco más de la media de 200 sesiones en donde tiene una resistencia difícil de superar con claridad desde junio del año pasado. Además, la inflación en la zona euro en el mes de agosto ha quedado mejor de lo esperado, plana, cuando se esperaba en negativo, así que el peor enemigo de la renta fija ha asomado la patita, aunque en cifras interanuales sigue sin ser un peligro.

La rebaja de previsiones de crecimiento mundial de la OCDE:

La situación de China sigue generando consecuencias en las previsiones de todas partes. Ahora le toca el turno a la OCDE contabilizarlas y para ello ha reducido su estimación de crecimiento mundial tanto para este año como para el que viene.

En concreto, para este año se pasa al +3% desde el +3,1% anterior y para 2015 se reduce al +3,6% desde el +3,8%.

Recordemos que el objetivo oficial para el crecimiento de la economía china por el propio Gobierno es del 7% y la OCDE espera que sea del 6,7% y del 6,5% en 2016 nada menos.

Por si fuera poco, avisa de que se siguen acumulando las dudas sobre el crecimiento potencial futuro, así que suena a cautela y posible aviso de más recortes en las perspectivas pues subraya que si la economía china es más débil de lo esperado esto tendrá graves repercusiones que pueden alcanzar a las economías avanzadas.

En las últimas semanas hemos visto numerosos estímulos en China para reactivar la economía y nuevos planes de infraestructuras, algo a lo que se refiere directamente la OCDE y dice que deben dejar de utilizar la creación de infraestructuras financiadas por deuda y pasar a un modelo de más acomodo del consumo, para que haya bienestar en los consumidores y así pueda esa economía tirar más del resto.

Sin embargo, para la Eurozona, pide que haya más vigilancia y acciones para que el QE acabe pasando a la economía real por medio de préstamos de bajos tipos tanto para empresas como para hogares.

Sobre el tema de moda, la subida de tipos en EEUU, dice que no importa tanto el momento de la subida como de su tamaño, así que pide a la FED que si los sube sea de forma gradual, muy gradual.

Los resultados empresariales destacados hoy en Wall Street:

FedEx presenta resultados de +2,42$, peores de lo esperado que eran +2,45$ pero mejores que los del año pasado que fueron +2,26$.

Las ventas suben a 12.300 millones desde los 11.700 del año pasado y mejores de lo esperado. 

El problema es que ayer dijo que en algunos de los servicios subiría el precio casi +5% de media en 2016 y hoy recorta las perspectivas de beneficio por acción para 2016 a 10,40-10,90 desde 10,60-11,10, así que al mercado no le va a gustar la mezcla

Los datos de Europa de hoy:

Europa:

Costes laborales del Q2 interanuales bajan a  +1,6% desde el +1,9% anterior.

Los salarios mejoran en el Q2 interanual +1,9% desde el +2% anterior. 

IPC de la EZ queda plano en agosto, mucho mejor que el -0,6% esperado.

Interanual +0,1%, desde el +0,2%, y peor que el +0,2% esperado.

Reino Unido:

Tasa de desempleo baja al 5,5%, mejor que el 5,6% esperado.
Salarios con bonus sube a +2,9%, mejor que el ,25% esperado.

Los datos de EEUU de hoy:

- El dato de confianza de los consumidores NAHB de agosto sube a 62, más que el 61 esperado que era sin cambios con respecto al mes anterior. Es el más alto desde 2005.

El índice de compradores buscando sube a 47 desde 45.

Las ventas actuales de ventas unifamiliares sube a 67 desde 66 y es el más alto desde octubre de 2005.

El índice de ventas a 6 meses baja a 68 desde 70.

Dato realmente bueno para la economía pero fatal para los tipos de interés porque ver valores no vistos desde 2005 va a poner nervioso a más de uno y de dos en la FED acerca de las burbujas y algo dentro de ellos les va a pedir subir tipos. Mal dato para el mercado, malo para los bonos y muy bueno para el dólar.

- IPC. Se esperaba sin cambios y queda exactamente en el -0,0706%, y lo redondean al -0,1%.

La subyacente sin los volátiles precios de alimentación y energía sube 0,1% que era lo esperado.

En interanual tenemos el general en +0,2% que era lo esperado y la subyacente en +1,8% cuando se esperaba +1,9%, es decir sigue la FED sin tener presión inflacionista real.

Dato ligeramente bueno para bolsas y bonos y al revés para el dólar.

Resumen de la sesión: Nueva sesión al alza en Europa que sigue a Wall Street pero que no rompe ningún nivel importante. Mañana es el día de la FED y los últimos datos en EEUU salen malos para la subida de tipos, menos el NAHB, pero claro, la mayoría de ellos han ayudado a que el mercado se mueva intentando adivinar el movimiento de mañana, aunque el dinero fuerte esté esperando acontecimientos, como se ve en el saldo de los institucionales.