}

    Umbral de rentabilidad

    ¿Qué es el umbral de rentabilidad?

    El llamado umbral de rentabilidad o Break Even es el término anglosajón que hace referencia al momento en el que una compañía alcanza el punto de equilibrio entre los ingresos y los costes. Aunque Break Even es una expresión aceptada en el mundo financiero, en castellano lo correcto es hablar de punto muerto o umbral de rentabilidad. En definitiva, se trata de determinar a partir de qué nivel de ventas, ingresos o generación de fondos una empresa obtiene rentabilidad nula. Es decir, los ingresos se igualan a los costes, tanto fijos como variables. Una vez calculado el punto muerto, sabemos que cualquier aumento o disminución marginal de ingresos supondrá beneficios o pérdidas, respectivamente. El análisis de Break Even es interesante para empresas cíclicas que se encuentran entrando o saliendo en un ciclo alcista, para saber cuándo alcanzarán beneficios o pérdidas.

    ¿Cómo se calcula el umbra de rentabilidad?

    Se puede calcular de forma aproximada a partir de su cuenta de pérdidas y ganancias. Habrá que tener en cuenta: los gastos fijos, los gastos variables, el importe de las ventas, el beneficio bruto. La fórmula que se debe aplicar es la siguiente:

    El Breakeven o Punto de Equilibrio se calcula dividiendo los costes fijos o de estructura (CE) entre el % de margen bruto (%MB):

    Veámoslo con un ejemplo:

    • Cifra de ventas…………… 10.000€
    • Costes Directos……….…. (-6000€)
    • = Margen Bruto……………… 4.000€
    • Costes Fijos……………… (-3000€)
    • = Beneficio de Explotación 1.000€

    Puedes ver en esta cuenta de resultados en la que vendes 10.000€. Tienes unos costes directos o variables de 6.000€ y unos costes indirectos, fijos o de estructura de 3.000€. Y obtienes un beneficio de 1.000€. Es decir, tu margen de contribución o margen bruto es del 40% (4.000€/10.000€).

    Ahora que sabemos el porcentaje del margen bruto, entonces ya podemos hacer la fórmula para conocer el umbral de rentabilidad:

    Break Even = costes fijos o de estructura / %MB

    En este caso la fórmula sería así:

    3.000 / 0,4 = 7.500€

    Una vez que tenemos el resultado, los 7.500 euros, entonces sabemos que a partir de esa cifra de ventas la empresa obtendría beneficios, mientras que, si consigue menos de esa cantidad, entonces incurriría en pérdidas. Es una fórmula aplicada, especialmente, para cuando se empieza un negocio o se quiere evaluar a una startup o nueva compañía. Con eso sabremos lo lejos que está de tener beneficios o cuánto de margen tiene para seguir ganando dinero. Es decir, es una herramienta orientativa que nos puede indicar el estado de la compañía.

    Ahora bien, se debe tener en cuenta algo importante y es que, a partir de esa cantidad no todo son beneficios, ya que hay que tener en cuenta el margen bruto. Así las cosas, si esa compañía vende por valor de 10.000 euros, el beneficio será del 40% - que es el margen bruto que hemos calculado – de los 2.500 euros restantes. Así, el beneficio sería de 1.000 euros y no de 2.500. el motivo es que los costes aumentan por unidades vendidas.

    Con todo ello, el umbral de rentabilidad se emplea más para valorar las startups, empresas que acaben de salir a bolsa o un negocio que acabemos de montar. Aunque también se puede utilizar para compañías más grandes y hacernos una idea de cuánto por encima está una empresa de su Break Even. Cuanto más por encima esté, más margen de beneficios tendrá y eso será positivo para seguir creciendo o para los accionistas que busquen el dividendo de una compañía. Ahora bien, lo suyo es usarlo para comparar empresas del mismo sector o ir haciendo un balance histórico de los resultados para conocer el recorrido y la gestión de la compañía a lo largo del tiempo.

    X
    Volver arriba