Tenemos durante esta semana una zona de lateralidad en el dólar libra. La semana pasada apalancamos una operación con este par, se había producido un retroceso en la zona de 65 y esta semana tacamos el mismo cruce.

La perspectiva principal nos hace fijarnos en el euro-dólar. El wedge del que hablamos en los últimos meses cada vez comprime más al precio. Es cierto que la vela mensual está dejando cierta sombra pero de momento los principales soportes se mantienen. El primer soporte está en la zona de 1.36 y más abajo en la zona de 1.35, un soporte bastante fuerte que coincide con el 38% del último rally alcista. Importante pensar que los niveles de volatilidad están en niveles muy bajos, niveles de 80, lo que es un argumento bastante alcista para el cruce.
La parte de arriba del wedge, la media del 89, va prácticamente paralela al mismo con lo que indicadores como el MACD nos muestran una perspectiva alcista. En time frame semanal nos muestra una serie de divergencias que anunciaban este retroceso que podría ampliarse a la zona de 1.37.

En el libra –dólar vemos que ha habido una serie de divergencias, máximos decrecientes pero está formando una base que nos habla del final de retroceso de las posiciones contra la tendencia. En time frame diario nos muestra la media de 89 sesiones, que ejerce de soporgte dinámico de la tendencia con el MACD., Ahora entraríamos a mercado en el cruce 66.22. Antes de nada, operar siempre con precios reales y directos.

Si introducimos una orden, el stop debajo de la media del 899 y 61% de Fibonacci, 64.20. Objetivo de beneficio zona de 68 y 64.30 el stop. Deberíamos de batir en la zona de máximos. Pues en la perspectiva semanal, hay un patrón de vuelta en la vela que es dónde tenemos colocado el objetivo.