Las bolsas europeas evolucional al alza un día más.
 
El momento técnico es interesante, según podemos ver en este gráfico del futuro del eurostoxx actualizado:
 
 
s1

 
Como vemos se ha plantado por tercera vez desde primeros de diciembre en el techo del perfecto canal bajista que le guía.
 
Si se para aquí, mal asunto, podría volver al suelo, pero si consiguiera romper la directriz bajista, estaríamos ya ante un escenario de estabilidad, aunque sería necesario ver al menos algún mínimo ascendente para estar seguros. Hay que estar muy atentos a este nivel actual.
 
Como la subida del petróleo que sigue con comodidad muy por encima de los 30 dólares por barril, está ayudando mucho. Hay que advertir muy claramente que la reacción alcista al acuerdo que se ha llegado es demasiado optimista. Con las cifras en la mano este acuerdo y nada todo es lo mismo. No tiene repercusión real sobre el mercado, como ha recordado hoy mismo la Agencia Internacional de la energía. Su único valor es psicológico, pues hace temer a los cortos que cada vez que el petróleo baja de la cota de 30 aparecen con alguna historia. Solo eso, que no es poco. Pero es  muy muy dudoso que un acuerdo tan patatero como este, de verdad consiga unas alzas fuertes y duraderas en el futuro del crudo, así que no dejemos de vigilarlo por el rabillo del ojo.
 
Y eso que están limitando las ganancias las acciones relacionadas con las materias primas, que bajan, pero hay que recordar que ayer el SXPP, su sectorial del eurostoxx subió nada menos que el 8%.
 
La bolsa de Londres no sigue las subidas, ante la atención puesta en las negociaciones que está teniendo la UE durante todo el día, con el Reino Unido, para ver si se llega a un acuerdo, para su permanencia dentro de la misma. Ahora mismo la mayoría de operadores dan unas posibilidades de que se dé el Brexit de alrededor del 40%. No es la opción mayoritaria.
 
Varios resultados empresariales importantes en el día de hoy. Capgemini, anima al sector tecnológico con una subida de 5% tras resultados. Air France sube 9%. Nestlé baja 3,5% tras los suyos.
 
En fin, que hay que esperar un poco a ver cómo evolucionamos en este punto clave, y hay que moderar la ansiedad. Así que veamos un artículo de Psicología del trading a este respecto.
 
Técnicas para superar la ansiedad por el rendimiento en el trading

(Nota: Este artículo se corresponde al material adicional del Capítulo 6 del libro El entrenador de trading, del Dr. Steenbarger).
 
Hace tiempo señalé que la ansiedad por el rendimiento es el problema psicológico más común que me encuentro en los traders. Se produce de muchas formas – durante una racha mala, cuando los traders intentan aumentar su tamaño/riesgo, cuando las necesidades económicas añaden presión a los resultados de trading – pero el elemento más habitual es que preocuparse por los resultados de la operativa interfiere con el proceso de trading en sí.

Me pareció que tanto los comentarios de los lectores como los correos que me enviaron ofrecían algunas ideas muy útiles con respecto a cómo lidiar con la presión por el rendimiento en el trading. En este artículo añado dos sugerencias propias.
1) Auto-hipnosis. Esto desarrolla algunas de las ideas que expongo en mi primer libro sobre el trading, La psicología del trading. Cuando un trader responde a una situación de trading con ansiedad, pido al trader que cierre los ojos, respire profunda y lentamente, fije su atención en una música que haya seleccionado y mantenga las manos delante suyo con las palmas de las manos la una en frente a la otra a como medio metro de distancia. La música – yo utilizo algunas de las primeras obras de Philip Glass – debería tener una estructura muy repetitiva para que le sirva para concentrarse. Tras un periodo de respiración lenta y rítmica y de centrarse en la música, sugiero entonces al trader que se imagine que hay un imán entre sus manos, que las hace aproximarse lenta y constantemente. A medida que sus manos se acercan más y más, le sugiero que se sentirá más y más relajado, calmado y confiado. El ejercicio termina cuando finalmente se tocan las manos. En total el ejercicio dura unos 15 minutos.

El ejercicio se convierte en una rutina de auto-hipnosis cuando los traders se realizan sugerencias a sí mismos mientras sus manos se acercan. Por ejemplo, podrían sugerirse a sí mismos (internamente o mediante una grabación de su propia voz) que, a medida que sus manos se acerquen, serán capaces de aceptar una pérdida reciente y dejarla atrás. La clave consiste en entrar en un estado de intensa concentración y relajación antes de escuchar las sugerencias y realizar el ejercicio a conciencia y a diario. Con el tiempo, a los traders les resulta más fácil entrar en el estado de concentración relajada e invocar sus propias sugerencias. Al final, es posible volver a ese estado (y activar las sugerencias) simplemente respirando profundamente un par de veces y juntando las manos. Esto hace que esta técnica sea muy práctica para situaciones de operativa en tiempo real, cuando tal vez sólo tiene tiempo para un par de respiraciones profundas y un sencillo gesto. La repetición es esencial para dominar esta técnica.

2) Reprogramar la ansiedad mediante el biofeedback. Los lectores habituales saben que considero que el biofeedback es una de las mejores prácticas en el trading, siendo aplicable a una amplia variedad de situaciones emocionales que afectan al rendimiento. Últimamente he utilizado la variabilidad del ritmo cardiaco con el programa Freeze-Framer, que ofrece una atractiva interfaz gráfica para ayudar a los usuarios a seguir su progreso y determinar visualmente si están o no “en la zona”. En el primer nivel de entrenamiento con el biofeedback, simplemente enseño a los traders a entrar en la zona, como he explicado anteriormente, regulando su respiración y manteniendo una intensa concentración. Esto, de por sí, es una habilidad muy útil que puede servir como medida de prevención del estrés por el rendimiento.

Una vez que el trader consigue esto con facilidad, añado entonces un segundo componente al ejercicio: el trader debe visualizar vívidamente una situación de trading que le produzca una ansiedad moderada mientras está conectado a la unidad de biofeedback y debe mantener la concentración calmada. Una vez que el trader puede visualizar repetidamente esta situación de poca ansiedad y mantenerse “en la zona” en las lecturas de ritmo cardiaco, entonces pasamos a un segundo escenario que genere mayor ansiedad. A menudo resulta útil imaginar vívidamente variaciones del mismo escenario en distintas sesiones de biofeedback. Al final pasamos a las situaciones que le produzcan mayor ansiedad, repitiéndolas una y otra vez desde distintos ángulos, hasta que el trader puede mantener la concentración calmada incluso en los peores escenarios. El beneficio adicional de este método es que enseña a los traders lo que necesitan para mantener sus cuerpos y mentes bajo control. Esta toma de conciencia puede transferirse entonces al tiempo real, cuando todo lo que el trader necesita hacer es centrar su atención y regular su respiración durante los periodos estresantes en el mercado. Una variante de este ejercicio de biofeedback que es bastante eficaz consiste en practicar un diálogo interno constructivo mientras está en la zona.

Observe que ambos métodos conllevan cambiar su estado – física, cognitiva y emocionalmente – como forma de lidiar con la presión por el rendimiento. Al mejorar nuestro control sobre nuestros estados, podemos entrar en modos de pensar y sentir que son incompatibles con la ansiedad por el rendimiento. Mi experiencia es que los traders pueden aprender esta habilidad por sí solos o con un mínimo de ayuda. Con la práctica constante, uno desarrolla un grado de auto-dominio que se traslada a otras áreas de la vida. Creo que soy capaz de lidiar mucho mejor con el estrés diario como resultado de lo que he aprendido al gestionar mis operaciones – ¡y mis reacciones a esas operaciones!

Traducido del original: “Techniques for Overcoming Performance Anxiety in Trading”, de la recopilación de artículos del Dr. Steenbarger en www.brettsteenbarger.com/articles.htm