En un entorno donde cada vez más se pone en entredicho la garantía del sistema de pensiones actual, es necesario tener una correcta planificación financiera para poder llegar a la jubilación con el patrimonio necesario. Para ello, hay que tratar de corregir las deficiencias de la planificación actual y optimizar fiscalidad, ahorro y sucesión para el mañana, reconoce César Navarro, Financial Planner de Optima- 

¿Qué es el Financial Planner?
Realmente tiene su origen EEUU hace cincuenta años, de ahí se llevó al norte de Europa y finalmente llegó a España algo más tarde. Se trata de una figura que buscará el equilibrio basado en cuatro pilares: ingreso, patrimonio, sucesión y jubilación.
 
En estos momentos se hace necesario tener esa figura. ¿Por qué es necesario en este moent?
Ahora estamos en una época muy convulsa y hay muchos datos que conllevan a explicar que no hay una correcta planificación en España. Eso se tiene que corregir porque en nuestro ámbito familiar tiene que estar bien direccionada de forma que teniendo una planificación ayuda a corregir las deficiencias actuales y permite tener objetivos a corto, medio y largo plazo para garantizar el nivel de vida a futuro.

¿Cree que los españoles tenemos poca cultura financiera?
En estos años que llevamos en Optima el dato nos dice que sí pero no sólo por nuestra experiencia sino que además el INE publica informes donde se aprecia la mala planificación que hay en España. Por ejemplo, la tasa de pobreza relativa entre los jubilados roza el 30%, un porcentaje que creo que nos debería hacer reflexionar porque pone en evidencia que durante la etapa del trabajo no hemos hecho una correcta planificación ni hemos dado la importancia que se merece a nuestro patrimonio.
 
Aparte, el tema sucesorio, que el 70% de las personas no tiene correctamente definido este punto, lo que también hace que el nivel de vida no sea el esperado. La tasa de ahorro no es muy correcta e incluso cuando la situación económica es más negativa, como fue en 2008, la tasa de ahorro se dispara pues es cuando la gente tiene menos recursos y más dificultades para llegar a final de mes. Esos datos nos dicen que efectivamente hay que corregir esta mala planificación.

La planificación financiera ofrece soluciones a familias y empresas. ¿Cómo cuáles?
 
Basado en los cuatro pilares mencionados anteriormente, desde el primer punto – ingresos-  la fiscalidad tiene que ser un tema muy importante. No se presta atención ni al a fiscalidad de familias ni de empresas cuando es vital porque si ajustamos la fiscalidad el ahorro económico nos permite una liquidez inmediata, es decir, pagamos menos impuestos o sacamos un mejor beneficio fiscal con el mismo esfuerzo.  Eso durante una vida laboral, conlleva mucho ahorro. Garantizar el nivel de vida en la jubilación es fundamental y la sucesión, proteger el ámbito familiar, son variables que también tienen que ser vitales en una correcta planificación-

¿Para qué perfil de clientes es óptima la figura del Financial Planner?
 
La planificación no tiene un perfil claro, se autodesigna a sí mismo. Una persona que ve que no tiene bien ajustada la planificación y piensa que el día de mañana no va a poder mantener su nivel de vida y quiere proteger su fiscalidad y el entorno mercantil, son motivos suficientes como para tener necesidad de una planificación. Esto puede tener un doble beneficio: económico (del que hemos hablado) y emocional, tener tranquilidad y seguridad en el patrimonio.

¿Cuáles son las claves para asegurarse un futuro de tranquilidad financiera?
Nosotros siempre abogamos por un estudio que nos dirá endeudamiento, ingresos, objetivo y necesidades que hay que cubrir para, en base a este punto de partida, ver qué hay que corregir  y crear unos objetivos a corto, medio y largo plazo. Esto nos permitirá trazar una hoja de ruta para ver qué patrimonio hay que conseguir, cómo dimensionar el patrimonio, tasa de endeudamiento, fiscalidad…

Accede a toda la información sobre el curso: ¿Cómo lograr la tranquilidad financiera en tiempos de incertidumbre?