Lo he visto ocurrir en muchas ocasiones, especialmente a los Traders poco experimentados que comienzan a tener sus primeros lances con el mercado en nuestro Programa de TradeCoaching: tras una muy buena sesión europea, el Trader se siente eufórico y decide continuar su operativa en la sesión americana, con el anhelo de explotar al máximo su acertada visión del mercado, solamente para deshacer el camino andado…., o incluso incurrir en pérdidas. Un Trader experimentado y consciente de esas variables, una vez sobrepasado su Objetivo Diario, apagaría su máquina y esperaría a la sesión siguiente para continuar su operativa, ¿ Por qué ?

Nos encontramos aquí, ante un error de exposición innecesaria a Riesgo de Mercado, derivado en la mayoría de las ocasiones, de un desconocimiento tanto de los Objetivos Globales como parciales de la operativa del Trader. No conocer la dirección y el rumbo de nuestra Operativa, nos puede hacer cometer este tipo de errores.

Para evitarlo, el Trader debe de tener clara la respuesta a la siguiente cuestión: ¿ Qué necesito hacer hoy, para conseguir mi Objetivo Global (anual) de Trading ?... y lógicamente antes deber de tener fijado un Objetivo Global de Trading.

Supongamos que el Trader aspira a un objetivo Global de conseguir una rentabilidad anual de doblar su capital, esto es una rentabilidad del 100% sobre su cuenta. Vaya por delante, que estamos hablando de un objetivo muy ambicioso y por tanto difícil de conseguir, pero es ilustrativo a modo de ejemplo como veremos a continuación.

Lo siguiente que debemos de hacer, es descomponer ese Objetivo Global anual, en escalas temporales inferiores. De esa forma tenemos que capitalizando los resultados, si cada mes alcanzo una rentabilidad del 5,95%, la sumo a mi saldo y al mes siguiente vuelvo a obtener una rentabilidad igual, durante 12 meses, al final del año alcanzaría mi Objetivo Global del 100%. De la misma forma, si cada semana alcanzo una rentabilidad del 1,36%, y lo hago sin fallar durante las 52 semanas del año, al final acabaría alcanzando el Objetivo Global propuesto. En el siguiente cuadro, pueden ver los distintos Objetivos Globales, descompuestos en plazos mensuales, semanales y diarios.

Capital inicial y final


Ahora bien, fijándonos en el plazo semanal, a primera vista un +1.36% de rentabilidad semanal no parece ser un objetivo demasiado elevado. Pero es que además tenemos que tener en cuenta como hemos comentado en artículos anteriores, que uno de los vehículos más idóneos para hacer Trading, son los Futuros sobre Indices de amplia base, los cuales con las garantías oficiales que piden las cámaras de compensación, ofrecen un apalancamiento entre 10 y 15 veces. Por tanto, para el caso del Futuro sobre el EuroStoxx 50, que es donde hacemos la mayoría de las prácticas de nuestro Programa de TradeCoaching, con un apalancamiento entorno a 10 veces, para alcanzar ese Objetivo Semanal de +1.36%, necesitaríamos un movimiento del Futuro del 0.136% aproximadamente, que para un EuroStoxx cotizando en torno a los 3.000 puntos, supondría algo menos de 4 pipos netos de comisiones al final de la semana.

Luego el Trader debe de ser consciente, de que si es capaz de conseguir un saldo neto al final de la semana de 4 puntos de Futuro del Eurostoxx por contrato utilizado, se está acercando a un Objetivo Global de doblar su capital a final del año. ¿ Por qué entonces seguir exponiéndose a Riesgo de Mercado, si en la sesión europea ha conseguido ya 20 pipos ?

Lógicamente, las cuentas anteriores se refieren a un escenario, donde el Trader es capaz de conseguir infaliblemente cada semana, su objetivo, y esa situación no es real. Por tanto, es recomendable pedir un margen que nos otorgue cierto colchón de seguridad, para cuando entremos en una fase de DrawDown en nuestra operativa. Para ello, lo que enseñamos en nuestro Programa de TradeCoaching, es doblar los objetivos capitalizados requeridos para alcanzar el Objetivo Global anual. De esa manera, estaríamos contentos con un objetivo semanal de entorno a 2 veces el 1,36% comentado, que equivaldrían a entorno a 8 puntos de Futuro de EuroStoxx al final de cada semana. Doblando de nuevo ese objetivo en el tramo diario, podríamos decir que alcanzar entorno a 16 pipos en el día sería más que suficiente, para dejar de operar, pues estaríamos alcanzando en una sóla sesión, el objetivo necesario en 4 semanas, para alcanzar un Objetivo Global del 100% al final de un año de operativa. Tener esas cifras en mente, es importante, porque restará ansiedad al Trader, y le ayudará a tomar la decisión de cuando dejar de operar, siendo conocedor de que está haciendo las cosas de la manera correcta e inicialmente planeada.