Fernando Luque, editor de Morningstar visita el plató de la Bolsa de Madrid para hablar de la situación macro y el impacto sobre los fondos de inversión. 

¿Qué visión haría del entorno general con las dudas sobre los mercados emergentes?

Creo que el entorno macro general es complicado. Es verdad que hemos aparcado un poco las subidas de los tipos de interés en Estados Unidos por lo menos para este año. Es lo que piensa la mayoría de los analistas, que este año ya no vamos a ver subida de tipos de interés. Puede que en el 2016, pero habrá que ver. El entorno es complicado. En emergentes había miedo por la subida de tipos por parte de la Fed, pero también hay muchas dudas en cuanto al crecimiento de China. Pero ahí lo vemos reflejado tanto en países dependientes de materias primas, tipo Brasil, y también en el precio del petróleo. Luego hay dudas crecientes en cuanto a los beneficios empresariales. Estamos en plena temporada en Estados Unidos y ahí sí que hay revisiones a la baja de beneficios, con lo cual a nivel de entorno macroeconómico no es excesivamente bueno. Luego si hablamos de que el origen del problema de esta crisis es de 2008. Ya llevamos prácticamente siete años en crisis. Pero hay que recordar que esta crisis no es como las crisis habituales. Esta es una crisis financiera, una crisis de deuda, y hemos resuelto parte del problema, pero a nivel de gobierno tenemos unos ratios de deuda sobre PIB alarmante.

¿Qué fondos serían más interesantes para prepararse ante una subida de tipos de interés en EEUU?

Creo que depende de cómo empiecen a subir los tipos de interés. No vamos a ver subidas dramáticas de tipos de interés ni muy rápidas si es que las hay. Con lo cual en ese entorno de crecimiento débil, hay que apostar por fondos de renta variable. Si vemos cómo se han comportado los diferentes tipos de empresas en las diferentes bolsas. Tanto en Europa como en Estados Unidos son los fondos de crecimiento los que lo han hecho mucho mejor que los fondos de valor. Además de que los fondos de valor se hayan comportado peor que los fondos de crecimiento, nosotros vemos más valor en los fondos de valor que en los fondos de crecimiento. Apostaría más por esto y especialmente por fondos de grandes compañías. Vemos más valor que en Europa en términos relativos que en EEUU y emergentes. Con lo cual apostaría por Europa y tipo valor.

¿Qué tipo de compañías estaríamos hablando?

A nivel europeo si apostamos por una recuperación suave de la economía uno de nuestro sector preferido es el financiero y especialmente bancos globales tipo Santander o BBVA. Si miramos rentabilidades de este segmento dentro del sector financiero lo ha hecho muy mal. Incluso comparando los bancos globales con los bancos regionales, lo han hecho muy mal. En lo que llevamos de año siguen acumulando pérdidas, mientras otro sector está todavía en positivo. Con lo cual la diferencia de rentabilidad del sector bancos sigue siendo importante. Luego tenemos una recuperación de la demanda de crédito, rentabilidad por dividendo, y a nivel europeo tenemos PMIs por encima de 50 y eso nos hace ser positivos dentro del sector. Es de los grandes sectores sería el más infravalorado.

¿Dentro de España habría algún fondo de renta variable interesante en este momento?

La verdad es que si estamos positivos en Europa y estamos positivos en el sector financiero, tenemos que ser positivos en España. Mencionaba el caso de Santander que es una de las grandes recomendaciones que tenemos. A nivel de país preferimos quizás Italia a España por el tema de la reforma laboral o fiscal que está emprendiendo el gobierno de Renci, que puede dar fruto en cuanto a los márgenes empresariales. Pero si nos centramos en fondos de renta variable española ahí nuestro preferido sigue siendo el EDM Inversión, pero no me olvidaría del Mutua Fondo España, al igual que el Gesconsult Renta Variable.

¿Sería más interesante apostar por fondos mixtos, de renta fija o de renta variable?

A nivel de renta fija hay que tener claro que las rentabilidades que hemos tenido en el pasado van a ser irrepetibles. Ese tipo de fondos se ha beneficiado mucho de la bajada de tipos de interés de la deuda española.
Eso no va a ocurrir mucho en el futuro. Con lo cual hay que recalibrar el potencial de revalorización de estos fondos. Pero nosotros pensamos que los fondos de renta fija siguen siendo importantes dentro de una cartera diversificada. No por el lado de la rentabilidad, porque no van a dar mucha, pero juegan un papel importante como amortiguador de caídas de la renta variable. Es verdad que he dibujado un panorama positivo para la renta variable, pero evidentemente vamos a tener sustos o volatilidad dentro de ese tipo de fondos.

En los fondos mixtos las grandes apuestas también de los bancos es un poco empujar los clientes a ese tipo de productos. Lo vemos en los flujos de fondos. La gran categoría ganadora de productos ha sido ése en cuanto a suscripciones netas. Es una apuesta creo que lógica. Es el eslabón normal de pasar de renta fija a un poco más de riesgo para conseguir un poco más de rentabilidad. Porque va a venir por la rentabilidad va a venir por la parte de la renta variable. Partiendo de estos niveles de valoración ahora habría que contar con rentabilidades del 5% o el 10%.

¿Podríamos aprovechar la caída de las materias primas a través de algún fondo?

Consideramos que no estamos en el momento en el que vayamos a ver un repunte en las materias primas. Fondos los hay. Dos tipos de fondos de materias primas: los que invierten en compañías mineras y los que juegan más la carta de derivados, que están relacionados con el precio de materias primas. Es un poco temprano para apostar por ese tipo de fondo.

Sobre todo para el inversor medio.