A pesar de los problemas que asolan la economía española, el potencial que ofrece el mercado nacional - tanto en la parte de renta fija como de renta  variable- es "bastante interesante", reconoce Amílcar Barrios, de gestión de carteras de Tressis SV. 

En la situación en la que está España, el dato de déficit conocido la anterior semana es un dato muy negativo pero hay que tener en cuenta el contexto económico actual y relacionarlo con el tema de la deuda. Consideramos que en este entorno podría llegar a ser positivo pues “con tipos estabilizados podría llegar a reducir el nominal de la deuda emitida por el estado. Hay que tener en cuenta que la inflación no es un invitado bienvenido, dada la situación económica de estancamiento así como la situación de empleo”, reconoce Amílcar Barrios, responsable de gestión de carteras de Tressis SV.

En estos momentos los fondos que invierten en activo españoles, tanto renta fija como renta variable, tienen las preocupaciones bastante focalizadas. El pasado viernes tuvimos Prespuestos Generales del Estado y hay que puntualizar. "En el medio-largo plazo las rentabilidades potenciales que ofrecen los mercados españoles son interesantes. Por un lado tenemos deuda públcia, activos de renta fija privada y además no hay más que fijarse la evolución del Ibex en el año. Ahí vemos un potencial importante vista la cotización de las empresas valoradas".

Desde hace más de un año nuestro activo preferido venía a ser el High Yield de largo recorrido pero hay que matizarlo. Por un lado porque está el hecho que de que ha recorrido bastante, con lo que las rentabilidades no son las mismas. Y además porque hemos tenido en Estados Unidos una entrada de capitales importantes por la parte de bonus y además vía ETFS, con lo que es interesante pero hay que ser cauto con ese tipo de activos. Además hay que tener en cuenta el perfil del inversor porque no es apto para cualquier perfil, sino de perfil medio en adelante.

En Asia ¿preocupa la ralentización de China? Efectivamente los inversores internacionales se encuentran con un gran dilema en Asia pues tenemos la revisión del crecimiento de China y además las valoraciones extremadamente atractivas que puede llegar a ofrecer Asia, tanto en Renta fija como en renta variable. Al igual que con high yield hay que tener en cuenta el perfil del inversor porque los mercados asiáticos suelen ser más volátiles. El porcentaje sería nulo en la cartera más conservadora, algo más ligero en la cartera de perfil medio y doblarlo en la cartera más agresiva.

Para un perfil de riesgo medio, la recomendación es un 40% para renta fija – multiestrategia o flexible. En esta categoría, entrarían fondos Templeton Global Bond . El 45% en renta variable, de sesgo defensivo pero que nos permita aprovechar el crecimiento global en fondos como el M&G Global Dividend, Morgan Stanley Global Brands o el Allianz Global Growth. El 15% en mixto, como el Carmignac Patrimoine o el PIMPCO Multiasset buscando fondos asimétricos que permitan cubrirse en las bajadas y aprovecharse en las subidas.