Dia logró un beneficio neto atribuido de 211,3 millones de euros hasta junio, lo que supone cuadruplicar la cifra del mismo periodo del 2013 (+331,5%).

 
Estas cuentas se vieron impulsadas por el proceso de desinversión de las actividades de su filial en Francia, según ha informado esta lunes la compañía.

El beneficio neto ajustado de Dia alcanzó los 102,5 millones de euros entre enero y junio, un 5,3% más que el obtenido en los seis primeros meses de 2013.

En España, a pesar de un contexto deflacionista, las ventas brutas mantuvieron estables en 2.517,4 millones de euros con un ligero retroceso del 0,8% con respecto al mismo periodo del año anterior.

Las ventas brutas bajo enseña de Dia ascendieron a 4.434,8 millones de euros en el primer semestre, lo que supone un descenso del 2,4% y un aumento del 8,7% a divisa constante.

En cuanto a su negocio en los países emergentes, las ventas en Brasil, Argentina y China alcanzaron los 1.486 millones de euros con un crecimiento del 28,4% en el primer semestre de 2014 sin tener en cuenta el efecto divisa.