Los principales índices de la bolsa de Nueva York registran subidas en la apertura de la sesión de hoy en Wall Street, ante el creciente optimismo en tonro a las relaciones de EEUU y China en materia comercial, a medida que se cercan las reuniones entre ambos países, y a pesar de un posible nuevo cierre parcial del gobierno federal.

Los futuros de Wall Street suben en la preapertura del viernes

Apertura en positivo en positivo en Wall Street, tras el cierre con tendencia mixta en la jornada del viernes, ante los temores en torno a las tensiones comerciales EEUU-China y la desaceleración del crecimiento global.

Así, el Dow Jones sube un 0,34%; el S&P 500, un 0,40% y el Nasdaq, un 0,40%.

Con el Dow Jones en los 25.185,10 puntos, la mayor subida del índice es la de Visa, que repunta un 0,93%; por delante de Boeing y de Nike, que se revalorizan un 0,89% y un 0,86%, respectivamente.

Por el contrario, Chevron lidera las caídas del  Dow Jones al dejarse un 0,60%, seguido de UnitedHealth, que cede un 0,55%, y de Exxon Mobil, que baja un 0,34%.

Hoy llega a China parte de la delegación estadounidense para preparar la reunión que mantendrán a finales de semana (días 14 y 15) funcionarios de primer nivel, entre ellos el representante comercial de EEUU, Lighthizer, y el secretario del Tesoro, Mnuchin; a pesar de que las posturas siguen distanciadas y de que la semana pasada se descartó una reunión entre el presidente Trump y su homólogo chino, Xi, antes del 1 de marzo, fecha límite para que se alcance un acuerdo en el ámbito comercial.

Hoy el Ministro de relaciones exteriores de China, ha señalado hoy que el gigante asiático espera ver buenos resultados de las conversaciones comerciales con Estados Unidos,

La tregua de 90 días, que se dieron ambos países durante la cumbre del G20 celebrada el pasado diciembre en Argentina, finaliza el próximo 1 de marzo y en caso de no alcanzarse un acuerdo o extenderse la tregua, EEUU podría elevar los aranceles a productos chinos desde el 10% al 25%.

Los analistas de Bankinter subrayan que “debemos estar preparados para que no haya avances inmediatos porque en el tramo final de cualquier negociación es cuando las partes amenazan con romper presentando reclamaciones exageradas para presionar. Eso es lo que puede ocurrir esta semana. Lo único importante es que los puentes de negociación no se rompan. Una solución temprana es improbable”, por eso, añaden, “esta semana las bolsas entrarán en una etapa más neutral, continuando con el tono de finales de la pasada, pero con movimientos más suaves”.

Wall Street: pendiente de lo que suceda el viernes con el shutdown

También en EEUU está previsto que el viernes se reinicie el “shutdown” ante la falta de acercamiento entre demócratas y republicanos. Y es que el Gobierno y el Congreso no han resuelto sus diferencias, así que el jueves 14 podría volver a cerrarse parcialmente la Administración, día expira el plazo de la reapertura parcial.

"Las negociaciones están estancadas por ahora", afirmó el senador republicano Richard Shelby a "Fox News Sunday". El legislador señaló que el impasse se basaba en el deseo de los demócratas de limitar el número de camas en los centros de detención para las personas que ingresan al país de forma ilegal.

A pesar de que durante el fin de semana no llegaron a un acuerdo, los legisladores estadounidenses esperan tener hoy un acuerdo para que el texto llegue a la Cámara de Representantes y el Senado y fuera promulgado por el presidente Trump el viernes, cuando expira el acuerdo de financiacón.

Trump acordó el 25 de enero dar fin a un cierre parcial del gobierno -que se prolongó por 35 días- sin lograr los 5.700 millones de dólares que quería para levantar un muro en la frontera con México.

Ahora, los demócratas proponen reducir el límite en las camas en centros de detención a 35.520 desde las actuales 40.520, ofreciendo a cambio a los republicanos parte de los fondos que quieren para levantar barreras físicas, dijo la fuente.

Trump dijo ayer que el plan demócrata protegería a los criminales. "Están ofreciendo muy poco dinero para el Muro Fronterizo que se necesita con tanta desesperación y ahora, de la nada, quieren un límite de los criminales violentos condenados que pueden estar detenidos", escribió en Twitter.

“Lo bueno es que el impacto económico (sobre el PIB) es reducido. Lo malo es que la desconexión entre la Presidencia y el Congreso eleva la inestabilidad política y, en caso de complicarse, podría reavivar un hipotético “impeachment”. Eso no ayudaría en absoluto a las bolsas porque retiraría el foco desde la economía y los resultados empresariales para centrarlo en la política, generalmente imprevisible”, advierten desde Bankinter.

En cuanto a la agenda de la sesión al otro lado del Atlántico, en EEUU destaca la publicación de los costes laborales unitarios del cuarto trimestre de 2018. Además, a lo largo de la semana se conocerán los primeros datos adelantados de febrero de confianza, tanto consumidora (Universidad de Michigan) como manufacturera (encuesta manufacturera de Nueva York) con esperada mejora en ambos casos. También se conocerá IPC de enero con previsible caída adicional en la tasa general y estabilidad en la subyacente.