“El sector financiero español está absorbiendo el castigo de la deuda española por ser los mayores tenedores de bonos, y tampoco gustan las incertidumbres sobre la viabilidad del euro, ya que los acuerdos de la Cumbre Europea ahora están teniendo muchas trabas para llevarse a cabo”, dice Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG Markets.

“El ministro alemán de finanzas hoy ha declarado que el rescate a la banca española va a implicar al Estado, pues tiene condiciones para los bancos, pero también para el país. Este mensaje va en contra de lo que se acordó en la Cumbre Europea”. Así que, “esperemos no encontrarnos ninguna sorpresa en el memorandum del rescate que se aprobará este viernes”.

¿Se está presionando a España para que pida el rescate del país? “desde Europa se presiona para que los países con problemas hagan ajustes para volver a tener los mercados abiertos sin que tenga que haber un apoyo de las instituciones públicas. Lo ideal sería una suma de ambas opciones: ajustes y ayudas por parte del BCE”.

“No descartamos un rebote en el Ibex 35, el cual, vendría de la mano de decisiones políticas para solucionar la crisis de deuda, novedades por el BCE o el mecanismo de rescate, pues el mayor catalizador del Ibex 35 ahora son los políticos”.

Así pues, “el Ibex 35 está ahora atrapado en dos rangos laterales. Uno, entre los 6.500-6.900 puntos y otro, entre los 6.000-7.200 puntos. La superación de los 7.200 puntos implicaría que hay novedades muy importantes en la resolución del problema de deuda, mientras que la pérdida de los 6.000 puntos implicaría estar hablando de un rescate de España y que la prima de riesgo superara los 650 puntos”.

Por supuesto, “los bancos serían los principales culpables de estas subidas o bajadas, junto con las eléctricas y las compañías más endeudadas, como constructoras y Telefónica”.

Iniciada ya la temporada de presentación de resultados empresariales en España “se espera una caída de beneficios”. En cuanto a la anterior campaña, comenta que “destacaron Grifols e Inditex con los resultados más favorables y, de hecho, han tenido mejor desempeño en bolsa en estos 3 meses”.
Ahora “tenemos que estar atentos a los resultados del sector financiero y los planes para dotar provisiones que se están tomando”. Pese a todo, “los resultados que se presenten en Wall Street creo que tendrán más repercusión en el Ibex 35”.

En EEUU “los mercados descontaron de forma ingenua que Bernanke fuera a anunciar un QE3, pero las acatas del FOMC ya anunciaron que, para la puesta en marcha de este programa, tendríamos que ver una ralentización de la economía americana mayor de la actual”.

El experto cree que “a corto plazo no habrá QE3. Tendríamos que tener un verano muy convulso para que se pusiera en marcha”.

En este entorno, las recomendaciones de inversión pasan por “el dólar australiano, el dólar neozelandés, la corona sueca y el peso mexicano frente al euro y el franco suizo”. En el mercado de materias primas “apostamos por estar largos en Brent y cortos en West Texas y por el maíz y la soja”.
En renta varible, “podríamos ver un repunte del VIX este verano, o apostar por una estrategia de pares, largos en Dax y cortos en Ibex 35”.