Es un valor muy bajista que ha dejado atrás los suelos que hacía en el año 2009 y que incluso ha ido a buscar niveles en los que no cotiza desde 1995. El hecho de que haya corregido mucho nos hace desconocer dónde irá a buscar su suelo, pues no cuenta con interés alcista suficiente para iniciar una recuperación.
Esta experta  reconoce que estamos más cerca de los mínimos -0.528 euros - y, por tanto es evidente que hay mucha debilidad. Hasta que no veamos vueltas alcistas que nos permitan recuperar niveles de 0.72 euros, media de 50 sesiones y retroceso del 38.2% del úlitmo movimiento bajista, no tomaríamos ninguna posición.

Para inversores moderados, el valor tendría que superar el euro. Si no, no tenerlo en cartera . Tan sólo es un título para inversores más agrevisos, que estén dispuestos a asumir un riesgo elevado. Si supera niveles de 0.73 euros, podríamos iniciar una pequeña posición con potencial hasta los 0.85 euros y posibilidades de ir a buscar el euro, parte alta del último movimiento bajista.