El mercado americano abre con muchas dudas, arrastrado por la incertidumbre europea y los rumores que apuntan a que España ha pedido ayuda en Europa para su banca. Tras un inicio de sesión en negativo, el Dow Jones sube un 0,13% hasta los 12.117 puntos, el Nasdaq un 0,49% y el S&P 500 un 0,40%. En el mercado de divisas, el euro cede a 1,24 dólares y, en el de materias primas, el barril de West Texas sube a 84,23 dólares.


La atención de los inversores de Wall Street se centra en Europa, en las expectativas de un rescate directo de la banca española y en la posible salida de Grecia del euro. El ministro Cristóbal Montoro dijo a una cadena de radio española que España tiene casi cerrado el acceso a los mercados financieros globales, y que su sistema bancario necesitaría la ayuda de otros países europeos. Ahora, Financial Times publica en portada de su web que España ya habría lanzado una petición de ayuda expresa a los bancos españoles, a juzgar por las declaraciones del ministro Montoro. Por otro lado, la agencia de calificación Standard & Poor dijo en un informe el lunes que Grecia tiene una entre tres probabilidades de salir de la unión monetaria del euro en los próximos meses.

Además, los representantes de las principales economías del mundo, el G7, se preparan para celebrar una conferencia telefónica de emergencia el martes, conferencia en la que tratarán todas las incertidumbres europeas y por dónde deberían pasar las soluciones. Según David Kelly, jefe de estrategia global de JPMorgan Funds, “los mercados están más centrados en España en este momento, pero la mayor amenaza para la eurozona está en manos de los votantes griegos. Hasta que tengamos un poco de claridad a partir de (el 17 de junio) las elecciones griegas, no vamos a saber qué va a pasar”.

Con todo ello, el Dow Jones se juega el soporte psicológico de los 12.000 puntos y, lo más preocupante aún, el S&P 500 se consolida por debajo de los 1.290 puntos. Según Roberto Moro, de Apta Negocios, “la pérdida de los 1.290, soporte horizontal y 38,2% de corrección proporcional, puede derivar en búsqueda de los siguientes niveles de corrección a toda la subida desde octubre de pasado año; es decir, objetivos en 1.250 y 1.205 (más probable). Primera resistencia, en 1.340, aunque la única cuya ruptura nos haría abandonar este escenario correctivo es la de 1.360 puntos”.

En Estados Unidos, los datos económicos que conoceremos este martes incluyen el ISM no manufacturero de mayo. Los economistas encuestados por Briefing.com esperan que el índice marque una caída ligera a 53.1, frente al 53,5 de abril. Sin embargo, cualquier lectura por encima de 50 indicaría que hay crecimiento en el sector servicios, sector que constituye la mayor parte de la economía de los EE.UU..

En el apartado empresarial, Starbucks anunció sus planes para comprar una cadena de panaderías después del cierre del mercado el lunes. Sin embargo, las pretensiones de compra de Starbucks no son suficientes para alimentar las compras. La acción cede un 3,28%.

Google se ha hecho con la compañía de mensajes en línea Meebo, un movimiento que expande las posibilidades del gigante de Internet para aumentar su presencia en las redes sociales. Las acciones de Google ceden un 0,45%.

Monedas y materias primas: El dólar subió frente al euro y la libra esterlina, pero cayó frente al yen japonés.
Petróleo para entrega en julio cayó 10 centavos a 83,88 dólares el barril.

Los futuros del oro para entrega en agosto subieron 6,10 dólares, a 1.620 dólares la onza. Según Ignacio Albizuri, de FxPro, “el oro volverá a zonas de 1.700-1.800 dólares. Es un buen momento para entrar de cara a una semana o dos, ya que hay soportes de largo plazo que han hecho que el precio pare y forme suelos”.

Bonos: El precio de los bonos del Tesoro a 10 años de los EE.UU. subió, empujando el rendimiento a 1,52%, desde 1,53% el lunes. Los rendimientos a 10 años del Tesoro permanecen cerca de mínimos históricos, otro indicio del temor que hay en los mercados.