El año ha comenzado bien, también es verdad que en los últimos días del año pasado se desinflaron algunos índices, sobre todo en Euorpa, y este año hemos comenzado con moderadas alzas en casi todo: índices, especialmente en Estados Unidos,  tipos (mirando a la TIR del bono alemán) y el euro, reconoce Ofelia Marín-Lozano, CEO de 1962 Capital SICAV

La fortaleza del euro ¿podría dañar a valores industriales y exportadores? Si, si el euro está fuerte las exportaciones se encarecen y perjudican a las compañías del área euro. Y al contrario, los beneficios en dólares al traerlos a euros son ingresos menores. Ahora bien, son niveles próximos a cuando se creó el euro que es precio de equilibrio, próximos a la paridad de poder adquisitivo con Estados Unidos y son niveles razonables en cuanto a que Europa está mostrando competitividad.

El sector que sigue viéndose damnificado es el bancario. Tras los años que llevamos de multiplicar capital y reducir rentabilidad es un sector que ahora mismo no es la devoción de nadie, por los resultados que está consiguiendo. Ahora bien, si comienza un proceso de repunte de tipos (normalización que debería empezar por plazos medios y largos) podría ser un sector que lo recogiera positivamente y a tener en cuenta. Además, no hay que olvidar a las grandes compañías globales aunque algunas coticen a ratios muy altos, el año pasado marcaron máximos de subidas como Airbus o Safran, también el consumo de lujo que se ve beneficiado de macrotendencias como el crecimiento de la clase media en los emergentes, en valores como LVMH o automovilísticas….que tienen ratios  atractivos comparados con beneficios que son capaces de generar.

Inditex siempre es un ejemplo de compañía que cotiza a ratios muy altos, 27x sobre resultados del año pasado, que da miedo porque tienes que crecer mucho para justificar lo que vale ya. Sin embargo, al igual que en LVMH,  es una compañía que se beneficia de la gran macrotendencia del mundo que es el crecimiento dela clase media emergente. Puede formar parte de la cartera aprovechando cualquier descenso porque los resultados siguen creciendo. No hay que olvidar que hay 400 millones de clase media que tiene acceso a los mismos bienes que tenemos en Occidente y que está ansiosa por hacerlo.

Arcelormittal es un valor que ha empezado muy fuerte y quizás no es una compañía tan estructural para tener en cartera sino de adivinar el momento del ciclo que ahora parece favorable. Pero no tiene la capacidad de predicción de resultados que tienen otras.

IAG aunque hacen sus coberturas sobre el petróleo, los datos de su vinculación al tráfico aéreo siguen siendo favorables. El turismo de ocio sigue creciendo e IAG sigue haciéndolo bien. Pero claro acumula subida del 40% el año pasado y el 4% este año, con lo que cualquier noticia hará corregir la cotización.

Valores más defensivos, como Endesa es un valor que da rentabilidad por dividendo alto pero no podemos esperar crecimiento. Es un valor en el que solo hay que esperar dividendo pero si se quiere progresión de resultados, no sería el caso. Con ese perfil se podría tener Telefonica que ha bajado mucho, tiene rentabilidad por dividendo alta, y tiene dos variables: la mala es que la competencia hace que los resultados no crezcan todo lo que se espera pero los gastos financieros están cayendo ostensiblemente. Sería el valor que más tendría en el punto de mira.