Telefonica ha realizado hoy la fusión en Reino Unido entre su filial británica, O2 y la empresa de telecomunicaciones Virgin Media Liberty tras recibir todas las autorizaciones pertinentes y el visto bueno de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Ambas partes ya han comenzado el proceso de integración este 1 de junio. Además, la compañía ha anunciado que esta operación implica una reducción de su deuda neta de 5.000 millones de euros.

O2 aporta unos ingresos anuales que, en el último año, fueron de 5.962 millones de libras (6.900 millones de euros) y una base de clientes que superó los 27 millones de accesos móviles en el cierre del último trimestre mientras que, Virgin Media, por su parte, añadió más de 30.000 nuevos clientes y suma seis millones de clientes de servicios fijos y más de 3,5 millones de clientes móviles y cerró 2020 con 5.129 millones de libras de ingresos (5.965 millones de euros), según recoge Europapress.

Sigue en directo la cotización de Telefonica

La agencia también apunta que la empresa conjunta tiene previsto invertir 10.000 millones de libras en los próximos cinco años en infraestructura (11.628 millones de euros) ya que ambas entidades creen que esta unión generará sinergias valoradas en 6.200 millones de libras (7.211 millones de euros a tipo de cambio actual), excluyendo los costes de integración. Además, añade que la nueva entidad estará dirigida por una junta formada a partes iguales por directivos de Telefónica y Virgin Media con el directivo de Virgin Lutz Schüler, a la cabeza, como consejero delegado.

Con respecto a la cotización de Telefónica, vemos que su precio mínimo está fijado en 4,04 euros y el máximo en 4,08 euros por acción. De esta forma, su soporte a medio plazo es de 3,65 y su resistencia es de 4,208 en esta franja temporal. A largo plazo, el soporte es de 3,123 y el precio a superar se sitúa en los 4,524 euros por título.

En cuanto a los Indicadores técnicos premium desarrollados por el departamento de análisis de Estrategias de Inversión, que miden la tendencia, el momento total rápido y lento, el volumen y la volatilidad de la acción, colocan a la entidad en una fase alcista del ciclo otorgándole una calificación de 8 puntos sobre 10.

Si desagregamos estos índices, se aprecia que la tendencia registra una evolución alcista tanto a medio como a largo plazo. El momento total rápido y lento sigue la misma senda al reflejar un resultado positivo. El volumen de los títulos, en cambio, presenta una dinámica mixta decreciente a largo plazo y creciente a corto plazo. Por último, el rango de amplitud es el punto negativo del análisis con una evolución creciente en el medio y en el largo plazo.

Si quiere conocer los valores más alcistas de la bolsa, regístrese gratuitamente en Estrategias de Inversión.