Los expertos de Citi siguen aconsejando sobreponderar al sector bancario europeo. Y entre las entidades europeas que destacan, sobre todo por su perfil de retribución al accionista, sobresalen dos entidades españolas, CaixaBank y Sabadell.

En una reciente nota a sus clientes, los expertos de la firma de inversión estadounidense apuntan que después de que desaparecieran los temores sobre el sector a finales del año pasado, los bancos europeos han subido con fuerza. Sin embargo, reconocen que en los últimos meses la industria ha cotizado en rango. “Ahora, ha comenzado la reactivación de los beneficios, con lo que el sector ha iniciado de nuevo su movimiento en bolsa”, señalan. Por eso indican que “todavía vemos al sector como un fuerte candidato para los inversores que busquen comprar por “momentum” de beneficios en los próximos 6 a 12 meses.

Existen razones que justifican, en su opinión, esta decisión. Por un lado se van a beneficiar de la mejora de la economía europea y mundial. Además, prevén que van a volver a mejorar la rentabilidad. El sector también será uno de los que más partido saque a las políticas de reducción de balances de los bancos centrales y subida de tipos de interés. Por otro lado, es también positivo que se hayan reducido los temores políticos en el viejo continente aunque advierten que hay que seguir vigilando con interés a Italia.

En cuanto a la mejora de los beneficios, los expertos de Citi cree que va a ser una característica común a todo el mercado europeo y por eso señalan que “estamos alcistas tanto en el mercado de renta variable europo como en sus  bancos”.

Los estrategas del sector consideran que la mejora de los resultados continuará este año y seguirá en 2018 y 2019. “La mejora del margen de intermediación apoyará la generación de ingresos en un momento en el que se mantiene el control de costes y esto será una buena noticia para los accionistas”, explican.

Una de las estrategias que han elegido en Citi para posicionarse en el sector bancario europeo es, precisamente, la de los dividendos. Han analizado cuatro variables: entre ellas, la crecimiento de la rentabilidad por dividendo por encima del mercado y que el dividendo esté por encima de la media.

Siguiendo estos criterios, Banco Sabadell y Caixabank se sitúan como dos de los favoritos del sector para estos analistas. En estos momentos, el primero tiene una rentabilidad por dividendo del 2,2% y su rival del 2,4%.