Endesa ganó 1.085 millones de euros hasta septiembre, lo que supone una caída de sus beneficios del 17%. En el ejercicio 2016 en los tres primeros trimestres los beneficios de la compañía que dirige Borja Prado llegaron a los 1.305 millones de euros, según consta en los resultados remitidos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Por su parte, los ingresos de Endesa mejoran un 5% hasta los 14.824 millones de euros, 717 millones de euros más que el pasado año. El resultado bruto de explotación (ebitda) cayó un 11% hasta los 2.548 millones de euros desde los 2.869 conseguidos en el mismo período del año pasado.

La deuda de la compañía también aumenta un 4% hasta los 5.753 millones de euros respecto al cierre del año 2016. El ratio deuda neta / ebitda pasa de 1,4x a 1,8x.

La energética justifica su caída del ebitda y de los beneficios por el incremento en el coste de las compras de energía (+26,5%) consecuencia, principalmente, del aumento de los precios de electricidad del mercado mayorista; el aumento en los consumos de combustibles (+46,5%) debido a la mayor producción térmica del período y el mayor precio en los combustibles, junto con el consecuente incremento en el impuesto sobre el valor de la producción de energía eléctrica. 

Endesa destaca la positiva contribución a los resultados de Enel Green Power España, así como los distintos planes de eficiencia en costes que se pusieron en marcha durante los últimos años, que "ya están dando resultados". El grupo también destaca que el negocio liberalizado se la ha normalizado en el tercer trimestre del año.

"El escenario de mercado para el último trimestre, así como el impacto positivo de las acciones puestas en marcha, nos permiten asegurar que estamos en condiciones de cumplir los objetivos anunciados al mercado para 2017", señala el consejero delegado de Endesa, José Bogas, en un comunicado. Endesa reafirma así sus objetivos de cerrar el año con un beneficio neto de 1.400 millones de euros y un Ebitda de 3.400 millones de euros.