PERSPECTIVAS Y RETOS DEL SECTOR

Y usted, ¿está concienciado con la implementación de las renovables? Busque estas compañías

Silvia Morcillo, Redacción Estrategias de Inversión  02/12/2016 - 07:00
 
  • Enviar
  • Imprimir
Una vez conocido el acuerdo para recortar la producción del crudo, y tras la Cumbre de París el pasado mes de noviembre, de nuevo llega el debate en torno a la necesidad de implementar políticas que favorezcan el uso de energías renovables. ¿Está España – y  Europa- preparada para que éstas sean rentables? Sí, en muchos países ya lo son. Sólo hace falta, dicen los expertos del sector, hacer una política energética y no hacer política con la energía.
 
 
Este es uno de los principales retos que tiene España en materia de energías renovables, pero no el único. En una Mesa Redonda organizada por Estrategias de inversión sobre el futuro de las energías convencionales y el futuro de las renovables de nuevo se puso de manifiesto es el sector que en el futuro no será una u otra sino que vamos hacia una convivencia de todas. Será el mercado el que termine decantándose por una o por otra.


De izda a dcha:  Silvia Morcillo (Ei), Alejandro Vigil (Cygnus), Adolfo Carvajal (Eland Private Equity), José María González Mella (APPA), Carlos Ruiz (IEB)

Pero, vayamos por partes. Con un precio del crudo que no termina de encontrar sus punto de equilibrio, José María González Mella, director general de APPA reconoce que ni los 20-30 dólares que vimos a comienzos de año ni los 145 del año de 2008 son reales con lo que “el precio debería mantenerse en torno al nivel de 60 dólares porque ninguno de los dos extremos son buenos para la economía”. Aunque se trata de un evento geopolítico y “una reacción, principalmente de Estados Unidos, hacia determinados países que cuentan con capacidad, muchas reservas y costes de producción más bajos”, afirma Carlos Ruiz, Profesor del IEB.   ¿El motivo? EEUU querer ser independiente energéticamente, como así lo ha hecho saber el candidato republicano, Donald Trump, con lo que reducirá todas las restricciones posibles a la producción de combustibles fósiles, tratando de que el mercado funcione. 

“Vamos a un mundo de superabundancia energética”

Con lo que si con las medidas de Trump comienzan a mejorar las inversiones en perforación  - el fracking ha bajado en torno a un 28% el precio al que es rentable la extracción de crudo –  puede haber otro boom en las explotaciones de EEUU si el precio se recupera, que es justo lo contrario de lo que está solicitando la OPEP. Y además el tema de las renovables va en contra de la independencia energética, con lo que “lo más seguro es que Trump acelere el final de los subsidios a las renovables dejando que compitan las energías entre sí y que sea el mercado el que elija quién es la mejor”, asegura Alejandro Vigil, socio de Cygnus AM. Claro que las renovables te dan una eficiencia energética que te permiten ser independencia de hecho, muchas de las medidas anunciadas, tienen que ver con el sector energético.  “Otra  cosa con los brackets fiscales o las soluciones que se pueden rebajar hasta el punto en que las renovables sean competitivas pero no hay que olvidar que Trump es empresario, que ha llevado muchas empresas adelante y que tiene cabeza con lo que las medidas serán razonables”, en palabras de Adolfo Carvajal, socio de Eland Private Equity.

Y aquí ¿entra en juego el fracking? Estos expertos reconocen que, tal y como sucede ahora, ambas industrias seguirán coexistiendo aunque “la extracción convencional, sobre todo en países con costes bajos, no tiene límites, explica el experto de Cygnus. Con lo que esta industria está haciendo los deberes, bajando sus costes de explotación, la tecnología está evolucionando “y ahora estamos en un ciclo que no hemos visto jamás de superabundancia energética”. Vamos a asistir a una guerra de tecnologías y el fracking está en ella.  Algo que no saldrá de esta región pues en el resto de países, como Europa, hay más concienciación social acerca de la sostenibilidad medioambiental. Y no sólo el viejo continente porque hay regiones de Latinoamérica como Colombia donde el petróleo es un 40% del PIB y tiene un mix de renovables del 80% en generación hidroeléctrica de agua.

En este sentido, todavía quedan muchos retos que cumplir. Para empezar, no romper las reglas del juego a mitad del partido, reconoce Carvajal en referencia al riesgo regulatorio que existe actualmente en nuestro país. Por eso “en países menos dotados para la energía fotovoltaica como Alemania hay 30.000 megavatios cuando en España apenas tenemos 4.000, los mismos que había en 2009”, avisa este experto quien afirma con rotundidad que hoy por hoy “no invertiría en este sector hoy por hoy por esta inseguridad. Los inversores en energía e infraestructuras son inversores de largo plazo, se invierte con objetivo de rentabilizarlo en 10-15-20 años con lo que si no tienes seguridad de que las reglas del juego se van a mantener, hay muchas regiones en el mundo para invertir”.



Otro de los retos es la electrificación de la economía sustituyendo combustibles fósiles por energías renovables y, junto a esto, desarrollar el almacenamiento pues “tendrá que llegar una tecnología de almacenamiento que sea más rentable”, explica APPA.  Si bien es cierto que para cumplir los objetivos de renovables de 2020 – esa que busca conseguir una cuota del 20% de energías renovables en el consumo total de energía de la UE- no estamos tan mal. Todo el panel reconoce que somos fuertes en el mercado eléctrico – y sus infraestructuras -  pero mientras no haya legislación estable seguirá habiendo problemas.  Y hay otro punto, la financiación.  En nuestro mercado “los puntos de tasación no son los más óptimos. ¿Cómo se puede seguir compitiendo con tecnologías que deberían estar desmanteladas y tiene pecios que son ficticios?, explica el profesor del IEB. Y al final no se trata de buscar el producto más barato sino el que en su conjunto ofrece un mayor número de soluciones de acuerdo a los objetivos.
 
“Hacer eficiente la energía fotovoltaica y la solar así como las baterías para vehículos eléctricos, tres de los retos del sector”

Y desde aquí solicitan al nuevo ministro de energía, Álvaro Nadal, que vuelva a hablar con el sector y así poder conseguir objetivos que hagan que el país se blinde pues España tiene un serio problema pues si en Europa el 50% de la energía procede del exterior, en nuestro país este porcentaje sube hasta el 80%.  Y aquí surge la otra pregunta, nuevas tecnologías sí pero ¿con subvenciones o sin ellas?  Todos son tajantes, son necesarias para comenzar al igual que las ha habido en aerolíneas o en televisiones. El mejor ejemplo es el de Alemania que ha subvencionado la energía solar consiguiendo una expansión en la capacidad de inversión, I+D, talento y tecnología que les ha permitido reducir los costes. Y lo siguiente será el coche eléctrico o la tecnología offshore eólica. “Con lo que las subvenciones tendrían sentido si permiten dar un salto en la evolución de costes”, según Cygnus.  Al final toda sociedad tiene que decidir por qué energía apuesta e incentivar para que funcione y se hagan grandes instalaciones.

Preguntados por la cuál será la tecnología del futuro, las cartas se reparten entre fotovoltaica y eólica.  De la primera dicen los expertos que en los próximos años seguirán viniendo buenas noticias por la parte de reducción de costes y esto estará unido al desarrollo de baterías siempre que consigan demostrar que se pueden hacer más resistentes, con mayor autonomía y capacidad así como más baratas.

Más que hablar de los vencedores (o supervivientes) de estas energías del futuro los expertos prefieren centrarse en los perdedores que serán aquellos elefantes energéticos que tienen que moverse rápido para adaptarse a estos modelos y no pueden.  Carlos Ruiz va más allá y reconoce que las utilities son el caro ganador mientras sigan capitaneando el lobby legislativo y van marcando el ritmo de adaptación. Aunque al final la solución pasará porque estas compañías dividan las energías renovables y nuevos desarrollos en una compañía diferente a la que ostenta el negocio principal, como lo han hecho E.On o RWE.  Aunque si quieren fijarse en quién será el mayor concesionario de vehículos eléctricos, está claro: Endesa.  

Claro que, si tenemos en cuenta los aspectos técnicos y por valoración de las compañías del sector del departamento de análisis de Estrategias de inversión, apalancamiento, precio-valor en libros, rentabilidad por dividendo y PER, las compañías más interesantes para invertir serían Repsol y Gas Natural. “En el lado opuesto, se sitúan REE y Gamesa siendo esta última la que menos rentabilidad por dividendo ofrece”. (Ver: Energéticas, mejor Repsol que las eléctricas)

Te interesa leer: Los tres motivos por los que el coche eléctrico es una realidad...y no podrás evitar

Han participado:







 

Más noticias sobre Táctica y Estrategia
INFORMES RECOMENDADOS
TOP 10 Ei
Deja tu comentario



RECOMENDADOS

LO QUE ESTÁ CONTANDO EN
LA ZONA PREMIUM

PRECIOS CONSENSO

Ibex 35 y EuroStoxx 50: potencial de dos dígitos para el consenso

El Ibex 35 y el EuroStoxx 50 gozan de un recorrido alcista de dos dígitos según las casas de análisi...

 
ANÁLISIS MÁS LEÍDOS