El gestor ‘value’ Beltrán de la Lastra confía en Bankia y en su presidente José Ignacio Goirigolzarri. El presidente de Bestinver y director de inversiones de la firma confía en un momento en el que tiene que digerir la absorción de BMN y posiblemente la privatización del banco que controla en un 67% el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), el Estado en última instancia.

“No nos preocupa la privatización, nos gusta lo que está haciendo Goirigolzarri al frente de Bankia y si una persona gestiona a largo plazo no se debe preocupar por las colocaciones, porque es algo que ya nos ha ocurrido en otras ocasiones y no tiene impacto en el valor”, ha explicado Beltrán de la Lastra en un desayuno de prensa.

De la Lastra ha explicado respecto a la cartera ibérica que se trata de una cartera robusta pese a las turbulencias del mercado en los últimos meses. Los principales movimientos de la cartera han sido la salida de Almirall, por el recorte de beneficios (‘profit warning’) anunciado por la farmacéutica catalana, y la de la portuguesa Sonae, mientras que en la socimi Lar redujo posiciones. El fondo Bestinver Bolsa incrementó posiciones en el tercer trimestre en Merlin Properties, Abertis y Siemens Gamesa.

Respecto a la concesionaria catalana, la carta trimestral a los inversores de la gestora señala que aunque “se ha planteado la compra de Abertis por parte de Atlantia, creemos que existe capacidad de subida en precio por su capacidad para crear valor. Vemos probabilidad de una subida mayor en el precio resultante de potenciales ofertas competidoras”. El mismo documento indica que “nuestra tesis de inversión en Siemens Gamesa no ha cambiado al tratarse de algo temporal y ser un activo muy atractivo con potencial a largo plazo”.

En la cartera ibérica la principal posición sigue siendo el conglomerado portugués de cemento y papel Semapa con un peso del 9,3%, seguido de la compañía de ingeniería Elecnor con un 5,7%, la también lusa Iberso con un 5,5%l, dedica a la explotación de restaurantes de comida rápida y cafeterías y Unicaja con el 5,4%.

Lastra ha explicado el entorno en el que trabajan los gestores marcado por las tensiones geopolíticas que se viven en Corea del Norte, las tensiones políticas con las elecciones en Italia en el arranque del próximo año o Cataluña, del que ha dicho que no “ha modificado su estrategia de inversión”, las tensiones monetarias con las próximas subidas de tipos de los bancos centrales y las valores de los activos que están muy caros.

“Hoy en la renta variable no hay chollos, por lo que se impone la paciencia y la prudencia, y no bajar el umbral de calidad. Lo primero es la preservación del capital y luego la rentabilidad”, ha subrayado el exdirector de estrategias europeas de JP Morgan.

En cuanto a las subidas de tipos de interés ha comentado que es algo que no les preocupa si se hace de forma moderada y gradual como en Estados Unidos, mientras que en Reino Unido se va a imponer a marchas forzadas por la presión que está ejerciendo la inflación. “En Europa, el escenario es más parecido a Estados Unidos y es algo bueno que el mercado sea consciente de la valoración de los activos”, ha concluido.