Línea de velocidad
en la categoría de Análisis técnico
Las líneas de velocidad tratan de medir la velocidad con que se está desarrollando la tendencia.
Su técnica se basa en dividir la tendencia en tres partes de 1/3 cada una de ellas.
Su trazado en una tendencia alcista es el siguiente:
- Se toma el punto más alto del movimiento alcista precedente (punto B), y desde él se traza una línea vertical hacia abajo hasta el nivel correspondiente al punto en qeu se inició la tendencia alcista precedente (punto A).
- El segmento AB se divide en tres partes iguales (puntos C y D).
- Se une el punto A con los puntos C y D. Las líneas AC y AD son las líneas de velocidad.
Cómo utilizar las líneas de velocidad:
Una vez iniciada la fase de corrección de un movimiento este continuará hasta detenerse cuando haya recorrido en sentido opuesto entre 1/3 y 2/3 del movimiento precedente. En principio la corrección debería detenerse al alcanzar la primera línea de velocidad. Si ésta cede, lo más probable es que la corrección continue hasta alcanzar la segunda línea de velocidad. A su vez, si ésta es traspasada por la curva de precios, (punto j), todo indica que la corrección continuará hasta que los precios alcancen el punto en que se inició la tendencia precedente (punto A).
Una vez que ha cedido una línea de velocidad, ésta invierte su papel y pasa a comportarse como una resistencia o soporte, respectivamente si la nueva tendencia es bajista, o alcista.
Palabras relacionadas: Abanico de directrices