Siguiendo la lección de la semana anterior donde vimos una introducción a las inversiones en renta fija, que son apropiadas para el corto y medio plazo ahora veremos las inversiones en renta variable (también conocido como bolsa/acciones). Las inversiones en renta variable son junto con los inmuebles las principales clases de activo que pueden lograr tasas de rendimiento superiores a la inflación.

Este mayor rendimiento, comparado con la renta fija y otros activos, no viene “gratis”. Como iremos viendo mas adelante, las inversiones con mayor rentabilidad siempre va asociadas a mayores riesgos (lo opuesto no siempre es cierto). Cuales son estos “mayores riesgos” de la renta variable?
 
Volatilidad: El precio de las acciones fluctúa en general mas que el de los bonos.
 
Crédito: En caso de liquidación de una entidad, nuestra posición como acreedores es inferior a los bonistas, cobraremos mas tarde y probablemente menos o nada.
 
Distribuciones irregulares: Si un bono paga cupones, el impago de un cupón suele constituir un evento de crédito (la empresa tiene que pagarlo o podemos forzar la quiebra). Sin embargo los dividendos de las acciones son eventos voluntarios de los gestores de cada empresa , que deciden como, cuanto y si se paga algo cada año en forma de dividendos.
 
Vencimiento: Al vencimiento de un bono, la entidad nos devuelve el principal. Una acción, es sin embargo una participación en el capital de una empresa y no tiene ninguna fecha de vencimiento. Si queremos recuperar nuestro dinero tenemos que buscar un comprador que nos quiera comprar esta participación y negociar un precio con él.
 
Como inversores, nuestro objetivo suele ser obtener el mayor rendimiento posible, asumiendo los menores riesgos posibles. Los riesgos de cualquier empresa/acción que cotiza en bolsa son muy difíciles de cuantificar y a pesar del gran número de analistas financieros que siguen cada sector y empresas de cada país, pocos o ninguno han logrado tener un historial consistente de rendimientos positivos. No es que los analistas sean malos, al contrario, son gente muy preparada, el problema es que hay muchos de ellos. Tantos, que el que se produzca alguna oportunidad que ningún otro analista ha visto antes es bastante poco habitual. El términos financieros esto se conoce como un mercado eficiente, es decir, donde no suele haber muchas oportunidades para ganar dinero identificando errores de valoración.
 
Importante aclarar que esto no significa que los mercados suelan valorar bien las acciones, lo que significa es que es difícil saber cuando y donde se producen situaciones de malas valoraciones.

En España, debido a la falta de cultura financiera en general se sigue pensando que hay analistas, comentaristas, traders o gestores que pueden “batir al mercado”. Y este es otro concepto importante de entender porque suele resultar algo confuso ya que esto es cierto pero falso a la vez. Si hay un número elevado de personas/entidades haciendo apuestas sobre la evolución futura de cualquier activo, siempre habrá en cualquier periodo de tiempo que consideremos algunos que hayan tenido “exito” y hayan logrado batir a la media o a otras personas o entidades. Voy a repetir esto otra vez porque es muy importante:
Si hay mucha gente haciendo muchas “apuestas”, SIEMPRE, habrá unos cuantos que ganen mas que el resto.
 
Una vez tenemos esto claro viene la otra parte del problema que crea confusión: el hecho de que siempre haya gente/entidades que tienen “éxito”/aciertan en sus apuestas en un periodo determinado, casi nunca significa que ese “éxito” sea indicativo de una habilidad especial o de una técnica o método que vaya a conseguir repetir ese “éxito” en periodos futuros. De hecho, en mercados financieros excepto unos casos aislados muy particulares que a efectos prácticos de inversión no son aplicables, no existen métodos, personas o sistemas que hayan demostrado ninguna capacidad de “batir al mercado”. Esto no impide que mucha entidades comercializadoras presuman de lo contrario pero como veremos en lecciones mas avanzadas, todavía no se ha descubierto ningún sistema de inversión, producto, método o cualquier otro sistema que logre adelantarse o anticiparse a movimientos del mercado.
 
Es importante empezar a profundizar en este tema de eficiencia del mercado ya que determinara de una forma fundamental nuestra forma de invertir. Aplicado al mercado de renta variable este conocimiento nos ayudará a no intentar aumentar nuestro rendimiento o reducir nuestro riesgo con técnicas incorrectas (análisis individual de acciones, carteras de inversión concentradas, gestión activa, trading y demás).
 
¿Como podemos obtener entonces el mayor rendimiento con el menor riesgo? Si ya sabemos que no hay rentabilidad sin riesgo, el primer paso es asumir mas riesgos, aplicado a bolsa el objetivo es asumir cuantos mas riesgos posibles mejor, es decir diversificar nuestra inversión para que incluya acciones pequeñas, grandes, de todos los sectores y de todos los países posibles. Y ahora que ya tenemos una cartera diversificada en la que asumimos muchos (todos!) los riesgos posibles, ¿como reducimos el riesgo para beneficiarnos de las rentabilidades asociadas a este riesgo? Muy sencillo, entendiendo que riesgos se pueden neutralizar y cuales no. No queremos eliminar riesgos, porque reducirían nuestra rentabilidad pero podemos hacer que de forma parcial, se neutralicen entre ellos! De esta forma seguimos teniendo los riesgos en cartera pero al juntar riesgos “contrarios”, nos beneficiamos de una reducción del riesgo total sin sacrificar la rentabilidad. Por ejemplo, hay acciones de empresas muy defensivas y otras de empresas muy agresivas que crecen mucho pero sólo si la economía crece. Si tenemos ambas en cartera, cuando unas suben otras bajaran, asumimos el riesgo de ambas, tendremos la rentabilidad de ambas, pero al juntarlas en una sola cartera el riesgo total ha disminuido. Lo mismo se puede hacer con países, si tenemos acciones de países emergentes junto a acciones de países desarrollados los movimientos no suelen estar muy correlacionados por lo que el riesgo total se reduce.
 
Aunque entraremos con mas profundidad en el tema de la diversificación por ahora basta decir que con una diversificación apropiada se pueden reducir en gran medida muchos riesgos de las acciones. Se puede reducir el riesgo a una empresa determinada, a un sector concreto, a un país, una divisa e incluso a una región económica. Pero siempre nos queda la volatilidad, es decir, las burbujas y crisis de liquidez periódicas que afectan a las economías y al precio de todas las acciones. Incluso este riesgo se puede moderar usando renta fija pero a nivel de inversiones sólo en acciones el riesgo de volatilidad es el principal.
 
¿Cuanto riesgo de “volatilidad” podemos asumir?
Precio objetivo de todos los valores del Ibex 35 en Marzo
Después de los resultados, presentamos el precio objetivo a 12 meses del consenso de mercado de todas las acciones del Ibex 35 y su potencial en bolsa.
Esta es la pregunta clave que determina cuanto y si podemos o no invertir en bolsa. Para resolver esta pregunta vamos a ver cuanta volatilidad tiene la bolsa y determinar cuanta de esta volatilidad podemos o queremos asumir.
Primer paso: ¿Cuanto fluctúa la bolsa al año? La respuesta es que “depende del año”! Y para ello vamos a ver una muestra representativa de años, por ejemplo la rentabilidad de la bolsa americana año a año desde 1927 hasta el 2011:

Como vemos, la rentabilidad anual parece una lotería! Unos años se gana mas de un 40% y otros se pierde mas de un 20-40%. Hay algún patrón a estos rendimientos? Miles de millones de euros se han gastado en intentar predecir estos movimientos, todavía no hay nadie que haya logrado predecirlos pero podemos hacer otra cosa... De forma similar a la neutralización de riesgos de las acciones juntando unas con otras, podemos neutralizar unos años buenos con otros malos. Alargando nuestro horizonte de inversión quizás podemos ir reduciendo esta volatilidad hasta unos niveles mas aceptables.
Vamos a ver ahora los mismos datos organizados de una forma diferente:
 
 
De momento fijémonos sólo en la primera columna de la izquierda. Esta columna nos indica que en periodos de 1 año (ver el “1”) la rentabilidad anual de la bolsa a oscilado entre un +50% y un -40%. Una autentica montaña rusa, mucha volatilidad!!
Pasemos a fijarnos en la segunda columna empezando por la izquierda. Esta muestra el rango de rentabilidades anuales para todos los periodos de 5 años desde 1927 a 2011 (1927-1932, 1928-1933 y así sucesivamente). Esta columna nos dice que en el mejor periodo de 5 años consecutivos entre 1927 y el 2011 la rentabilidad media anual ha sido de un 30% aprox. Y la mínima de mas o menos un -10%. Esto ya es otra cosa! Si “diversificamos” nuestra inversión haciéndola en periodos de 5 años en lugar de 1 año, nuestra rentabilidad mínima anual pasa de -40% a -10%.
Vamos un paso mas, consideremos la tercera columna, que nos muestra el rango de rentabilidades medias anuales para periodos consecutivos de 10 años. La rentabilidad máxima anual ha caído a niveles del 20%, pero la “magia” es que no ha habido ningún periodo de 10 años consecutivos en los que la rentabilidad media anual haya sido negativa! Obviamente no hay magia, el efecto se produce gracias a la diversificación de “años” que nos da el estar invertido varios años consecutivos y al hecho de que la rentabilidad media anual de la bolsa es elevada, de media un 9% anual.
 
Conclusiones:
Invertir en bolsa a corto plazo es una lotería! Por mucho que digan folletos de marketing o comerciales de entidades financieras, nadie sabe que va a hacer la bolsa en el futuro. Pero diversificando todos los riesgos diversificables (empresa, sector, país, divisa, etc) y con un horizonte de inversión elevado (10 años o más), las inversiones en bolsa resultan estables, predecibles y de alto rendimiento.

Trading Room 2021. Apuntate al mayor evento de Trading 

El próximo martes 16 de Marzo, Estrategias de Inversión organiza el Trading Room 2021 . Un evento único para los inversores más activos en bolsa. ¡No te lo puedes perder!

Suscribete al servicio Premium de análisis bursatil de Estrategias de inversión y ayudanos a seguir mejorando. Es hora de apoyar los servicios que utilizas habitualmente para tus inversiones.

Descúbrelo aquí