Con la excepción de los inventarios, la inversión es el componente más volátil del PIB. Hay dos razones que explican esta volatilidad:


  1. Los excesos o déficit se deben cubrir rápidamente.

  2. Es muy sensible al coste del capital y a las expectativas de demanda.

La inversión se desglosa en dos grandes categorías: inversión en bienes de equipo y construcción. Ambas