Posiblemente el momento en el que más relevante resulta el componente de análisis fundamental sobre un valor es en el momento de la publicación de sus resultados trimestrales, cuando los inversores comprueban si están en línea con sus estimaciones y por encima o por debajo de las del consenso de mercado, estudiando además aquellas cifras y datos más determinantes para la evolución futura