Una de las opciones elegidas por algunos inversores a la hora de realizar una cartera en renta variable es la de invertir en blue chips a largo plazo con el objetivo de obtener importantes retribuciones periódicas vía dividendos. Además, estos valores al tener un mayor tamaño gozan de una menor volatilidad en el mercado que otros mucho más pequeños. Pero