A pesar de que las subidas han continuado, consideramos que es prudente vender porque hay un techo hacia los 11.700 que provocará nuevas caídas hasta un punto indeterminado. Con todo esto, debemos esperar a octubre donde haremos nuevos mínimos con lo que se presentará una nueva opción de compra.
Recapitulando, la pasada semana indicamos que el día 30 era bueno para vender en el entorno de los 11.585 puntos ya que quedaba poco por ganar al alza. A pesar de que las subidas han continuado, consideramos que es prudente vender porque hay un techo hacia los 11.700 que provocará nuevas caídas hasta un punto indeterminado. En definitiva, aunque la bolsa esté fuerte ahora, lo más prudente es reducir el peso de la renta variable en las carteras.