Situación de China

Una de las mesas del Trading Room fue la de escenario global, donde se abordó los principales temas de interés en este año. Entre esos asuntos de gran relevancia para los inversores, se encontraba la situación de China, que ya provocó turbulencias en los mercados. A este respecto, Daniel Pingarrón, estratega de mercados de IG, señaló que “las bolsas se han despreocupado un poco de cómo están saliendo esos datos macroeconómicos chinos”. Sin embargo añadió que “hay un gran temor de que el gobierno chino y sus autoridades devalúen el yuan con el objetivo de relanzar el crecimiento vía exportaciones y eso está causando un gran temor”.

A este respecto, Pablo García, director general de Carax Alphavalue, apuntó que nadie dude “que las devaluaciones del yuan van a continuar”. Así pues, China va a hacer que los mercados “caigan de nuevo a plomo” y eso será cuando tengamos “una devaluación del yuan, que va a llegar”. Si China tiene un crecimiento menor, devaluar su moneda de cara a facilitar sus exportaciones “es obvia”, apunta García.

Por su parte, Francisco Oliveira, director de Asset Management de OreyiTrade analizó que cuando miramos “los bloques en términos comparativos de emergentes y desarrollados”, son más atractivos “los mercados desarrollados, porque es donde se están tomando medidas para fomentar la economía”. Además, estos son un peligro “por las monedas de esos países que generan mucha volatilidad”.
Caída del precio del petróleo

Sobre la situación del petróleo Oliveira indicó que en los próximos tiempos “podemos seguir teniendo convulsiones”. Por el contrario, sí considera que es buen momento de apostar por compañías ligadas al crudo que han caído mucho, “pero que tengan buen dividendo con el que retribuir a sus inversores”.  

Desde el punto de vista de Pingarrón, si el petróleo “vuelve a caer” vamos a escuchar declaraciones “de los países productores” para controlar su precio. En este sentido no apostaría por petroleras y otras firmas relacionadas con el oro negro más que “para especular y hacer trading”, pero no para el medio plazo.

Ése es el mismo punto de vista de García, que explicó que la industria “se va a establecer en precios bajos en torno a 30 a 40 dólares”. En esta línea, concretó que a poco que el petróleo o China vuelvan a dar quebraderos de cabeza “hay que salirse del mercado”. Por eso, son neutrales “sobre las compañías relacionadas con el petróleo”.

Miguel Ángel Bernal, profesor del IEB, mantuvo una tesis similar al indicar que “no hay que tener exposición a empresas con el petróleo”. El crudo tiene un problema de oferta “pero también de demanda”, opinó. Por eso no sería una posición “para estar y dejarla” en cartera.

Incertidumbres globales y renta fija

Otro de los asuntos que se trató fue la incertidumbre sobre la llegada una posible recesión y el miedo que da la escalada del mercado de la renta fija. Sobre esto García aseveró que “con crecimientos del 2,7%, con una política monetaria expansiva, no se puede tener miedo a una recesión”. Asimismo, sobre la renta fija concretó que le preocupa tremendamente “el desapalancamiento que tienen que hacer los bancos centrales”, puesto que “ha comprado toda la porquería que nadie quería y eso ha endeudado el balance, lo ha multiplicado por dos y por tres”.

En este sentido, dijo que hay dos temas muy importantes cuando miramos la economía americana: “la primera es que hemos llegado al fin del QE y con este fin hemos iniciado un ciclo de aumento de tipos de interés”. En cuanto a recesión añadió que sería algo “muy complicado de decir” y que realmente no hay “miedo a una burbuja de la deuda”.

Siguiendo el hilo, Miguel Ángel Bernal fue más allá al afirmar que “la mayor burbuja que hay en el mundo es el precio de los bonos”. Para ir más a lo concreto expuso que el día “que estalle la burbuja del precio de los bonos se lo va a llevar todo por delante”. Llegando al 2017 tenemos un problema: “el BCE va a demostrar que su paso hacia delante de comprar bonos ha creado una burbuja que tiene que estallar porque no vamos a salir de dónde estamos”.

Medidas de los bancos centrales

Para terminar se abordó el tema del margen que les queda a los bancos centrales para actuar sobre la economía. Según Pingarrón “les queda muy poco margen de actuación”. Los mercados están “saturados de política monetaria laxa que tiene ya un efecto prácticamente nulo”. Una recesión “tendrá que llegar”, porque los ciclos económicos son así y los bancos centrales no “pueden artificialmente tapar una recesión con políticas monetarias expansivas sin más.

Desde el punto de vista de Bernal los bancos centrales “nos pueden dar droga toda la que queramos y más: pero seremos economías yonquis”. Así, lo que le ocurre a la Fed “es que tiene un balance encima de la mesa que es un problema”.

También García arguyó que los bancos centrales “poco pueden hacer”. Y que Draghi lo insiste en todas las comparecencias: “El PIB está conformado por el consumo, por el gasto público, la inversión y el sector exterior”.

Por último Oliveira afirmó que lo importante a destacar es que “hablamos de la posición de los gobiernos de los bancos centrales” y nos centramos “en Estados Unidos o Europa”, pero que no “nos podemos olvidar que el Banco Central de Japón coloque en el mercado coloque 120.000 millones al mes”. Eso significa que Europa “puede poner la máquina de imprimir dinero cuando quiera”. El efecto a largo plazo hemos visto que en Estados Unidos ha sido “positivo”, y Europa “está seis años atrás en términos de ciclo”. Por eso, “hay mucho que hacer”. 
 

Necesitamos tu colaboración más que nunca

Si eres seguidor de Estrategias de Inversión y te resultan atractivos nuestros análisis, informes y herramientas, hoy es el momento de beneficiarte de nuestros contenidos Premium y ayudarnos a seguir siendo independientes.

La emergencia del coronavirus ha ocasionado un lógico desplome sin precedentes de la publicidad y es importante que sigamos siendo independientes para ofrecerte los análisis y herramientas que miren por ti.
 

Suscríbete ahora y  tienes 15 días para probarlo. Podrás cancelarlo sin ningún tipo de compromiso en caso de que no se ajuste a tus expectativas.

Hoy más que nunca, es el momento de apoyar los servicios que utilizas habitualmente

Quiero Colaborar