Lo anunció Ben Bernanke el pasado 18 de diciembre, pero sigue siendo muy actual. Nada ha cambiado. Aún sigue prevaleciendo sobre el aire esa pregunta sobre de qué forma afectará la retirada paulatina del programa de compras en la economía estadounidense. Es un debate que se ha enquistado en el mundo económico y que afecta a todas las partes, aunque quizá más al sector financiero.

Y lo hará precisamente porque la reducción comenzará con 10.000 millones de dólares en el mes de enero
. Una cifra que se irá revisando cada nueva reunión de los miembros del Comité Federal del Mercado Abierto, ya con Janet Yellen a la cabeza y llevando las riendas de la institución monetaria. Entidades financieras y gestoras de fondos se encuentran detrás de la lupa de los inversores, puesto que durante las políticas QE han celebrado la obtención de grandes rentabilidades.

Para ser más concretos, las gestoras de fondos de Capital Riesgo en Estados Unidos tienen ante sí un nuevo escenario al que hacer frente en 2014.
¿Qué perspectivas tienen de cara al próximo ejercicio? Según el equipo de análisis de Morgan Stanley considera que tienen tres factores a favor de los que se pueden beneficiar firmas como Blackstone o KKR, sobre todo, en un entorno en el que han tenido una rentabilidad en su cotización en Wall Street cercana al 51%, mientras que se estima un 19% retorno para el próximo año, incluyendo el 7% de rentabilidad del sector.

El primero de esos factores al que desde la entidad financiera hace mención es que la rentabilidad del mercado sigue siendo sólida. Por otro lado, continúa siendo un buen momento para estas gestoras de Capital Riesgo para comprar activos por el escenario general en el que nos encontramos; y por último, destaca que permanece un viento a favor en los mercados para invertir en renta variable. Por tanto, es el momemento más propicio que tienen para vender, como explican los analistas de la entidad financiera.

En este sentido, los expertos de Morgan Stanley reflejan en su informe que su PER será de 10 veces los beneficios de 2014, en comparación con las gestoras tradicionales que será de 16 veces las ganancias del próximo ejercicio. Se trata de un entorno en el que si hay una compañía que destacar, es Blackstone. “Es la mejor posicionada dado el potencial de aumento en el sector inmobiliario y en la renta variable del sector privado”, detallan.

Valoración de las gestoras de fondos frente al S&P 500


Por encima de otros, existen catalizadores potenciales que podrían hacer confiar en este tipo de gestoras de cara al 2014, basándose en los puntos que esgrimen anteriormente. Principalmente, uno de los puntos en los que se pueden sentir respaldadas estas gestoras es que es el escenario en el que se mueven. La gran escalada que han vivido estas compañías de media en este año con respecto al 2012 es una vara de medir que usa la entidad bancaria, puesto que Blackstone, KKR y Apollo se han revalorizado un 167% con respecto al año anterior.

La fortaleza en los mercados de renta variable hace que, asumiendo la sostenibilidad económica que ya se está gestando en Estados Unidos, para 2014 y 1015 estas gestoras de fondos tengan aún mejores perspectivas.

Por último, efectivamente, los fondos de renta variable están actuando con viento a favor, mientras que no se espera que se produzca una gran rotación de activos en el próximo año. También destacan que consideran que "los fondos de pensiones y fondos soberanos" son los que tienen "más capacidad de recaudación para el conjunto de la industria", aunque los principales pilares de crecimiento se concentrarán "en el alto patrimonio neto y al por menor”, señalan los analistas de esta firma.

Sector Asset Managment


Por tanto, Blackstone es para Morgan Stanley la que tiene más posibilidades de una posible re-calificación del grupo debido a sus plataformas de recaudación de fondos diversificadas globales y las expectativas para obtener rentabilidad de manera significativa en 2014 a través del sector inmobiliario.