Westinghouse Electric Company ha anunciado que ha firmado una ampliación del contrato de suministro nuclear con la empresa estatal ucraniana “National Nuclear Energy Generation Company” (SE NNEGC) Energoatom. El contrato incluye suministro de combustible nuclear a 15 de los reactores de energía nuclear de Ucrania entre 2021 y 2025, ampliando el contrato de seis reactores que iba a expirar en 2020.

“La ampliación de este contrato refuerza el papel de Westinghouse como socio estratégico de Energoatom y demuestra nuestra capacidad para ayudar a Ucrania con su diversificación energética. En virtud del nuevo contrato, nuestra relación con Ucrania se verá fortalecida con nuestro plan de comprar parte de los componentes de combustible a fabricante ucraniano”, afirma José Emeterio Gutiérrez, presidente y CEO de Westinghouse.

Sobre el acuerdo, Yurii Nedashkovskyi, presidente de SE NNEGC Energoatom, ha destacado que Energoatom es la única empresa de servicios públicos que opera con los reactores VVER-1000 del mundo que ha diversificado totalmente las fuentes de su suministro de combustible nuclear. Nedashkovskyi ha añadido que “la colaboración con Westinghouse ha sido fundamental para conseguir este objetivo”.

El combustible nuclear de Westinghouse ha desempeñado un importante papel en la labor de independencia de Ucrania durante más de una década. Westinghouse comenzó a suministrar combustible a Ucrania en 2005, con la entrega de los primeros conjuntos para pruebas piloto a la unidad 3 de la central nuclear del sur de Ucrania.

“Estamos encantados de que Energoatom siga confiando en Westinghouse como proveedor alternativo de combustible nuclear para los reactores VVER”, afirma Aziz Dag, vicepresidente y director gerente de Westinghouse para el Norte de Europa.

La fabricación y producción del combustible nuclear se realizará en la central de fabricación de combustible de Westinghouse en Västerås, Suecia, donde partes de las líneas de producción están dedicadas únicamente al combustible de VVER-1000. Los suministros comenzarán, según el contrato en 2021, inmediatamente después de la conclusión del contrato existente.

"El comunicado en el idioma original, es la versión oficial y autorizada del mismo. La traducción es solamente un medio de ayuda y deberá ser comparada con el texto en idioma original, que es la única versión del texto que tendrá validez legal".