La franquicia Topgolf ha firmado un acuerdo con BAJ Golf Development Iberia para la apertura de varias instalaciones en España y Portugal en los próximos años, según ha informado este miércoles la compañía.

El proyecto, que arranca con una inversión de más de 30 millones de euros por centro, supondrá, de media, la creación de más de 400 puestos de trabajo por instalación durante el periodo de construcción y otros 450 tras la apertura.

BAJ, la empresa que opera esta franquicia, está liderada por Pablo Juantegui, con más de 25 años de experiencia en empresas como Food Delivery Brands, Sanitas & Bupa, TPI o González Byass.

Topgolf, que cuenta con más de 90 sedes en todo el mundo, ofrece a sus visitantes una manera diferente de disfrutar del golf gracias a la tecnología.

En el caso de España y Portugal, sus instalaciones contarán con 102 puestos para jugar al aire libre, climatizados y equipados con Toptracer -la tecnología de seguimiento de bolas de la marca, que rastrea cada bola en vuelo- y tres restaurantes.

Además, estas sedes contarán con espacios para eventos privados y programas familiares durante todo el año.

"Estamos encantados de continuar nuestra expansión global con sedes en España y Portugal. En BAJ hemos encontrado a los socios ideales para llevar nuestra experiencia de golf a la región. Queremos acercar nuestra propuesta a todavía más personas con nuevas sedes en toda la Península Ibérica", ha explicado Ben Sharpe, director general de franquicias de Topgolf y presidente de Toptracer Global.

Topgolf también opera en Estados Unidos, Reino Unido, Australia, China, Alemania, México, Tailandia y Emiratos Árabes Unidos. Asimismo, la compañía planea abrir nuevas sedes en otros mercados estadounidenses y en Asia, Europa Central y América Latina.