Thales lleva participando desde hace mucho tiempo, y de manera muy activa, en la investigación de la tecnología cuántica. De hecho, sus centros de investigación están involucrados en numerosas áreas, desde sensores cuánticos e instrumentos de medición cuántica hasta la comunicación cuántica y el desarrollo de varios módulos que conforman ordenadores cuánticos.

Por lo tanto, resultaba bastante natural que Thales entrara a formar parte del consorcio AIT (Austrian Institute of Technology, el instituto austriaco de tecnología), elegido por la Comisión Europea para la gestión del proyecto OPENQKD, precursor de una importante infraestructura de comunicación cuántica a nivel europeo.

"El comunicado en el idioma original, es la versión oficial y autorizada del mismo. La traducción es solamente un medio de ayuda y deberá ser comparada con el texto en idioma original, que es la única versión del texto que tendrá validez legal".

- Business Wire