Las presiones globales de la irrupción digital no están teniendo un impacto en las empresas, ya que solo el 5 % de los perfiles de los consejos de administración de organizaciones no tecnológicas tienen competencias digitales. Además, a pesar del papel central que desempeña la transformación digital en la construcción de un negocio más competitivo y eficiente, las organizaciones no tecnológicas han demostrado poca voluntad para mejorar sus capacidades digitales en los últimos dos años. Esto es según un nuevo estudio histórico de la firma global de búsqueda de ejecutivos, Amrop.

El informe «Digitization on Boards: Are Boards Ready for Digital Disruption?» (La digitalización en los consejos de administración: ¿están preparados para la irrupción digital?) examina cómo las organizaciones que cotizan en bolsa abordan la digitalización. Revela el hecho preocupante de que el panorama digital sigue siendo borroso, y su papel sigue estando rodeado de mucha incertidumbre.

Éxito estancado

Desde el estudio anterior realizado en 2015, el informe de Amrop ha revelado que la mayoría de las organizaciones no tecnológicas que cotizan en bolsa se han esforzado poco o nada por mejorar las competencias digitales en sus consejos de administración. La cifra del 5 % permanece prácticamente sin cambios desde la primera edición del estudio, a pesar de que la digitalización está afectando a organizaciones de todo el mundo.

El estudio, que examinó perfiles de más de 3000 miembros de consejos de administración de organizaciones de 14 países, encontró no obstante que en algunos países los consejos de administración habían mejorado su representación digital. Esto incluye a Reino Unido, donde las empresas no tecnológicas elevaron sus competencias digitales del 3 % al 8 % desde 2015. Finlandia encabeza el trayecto en pleno crecimiento, triplicando su representación entre 2015 y 2016 del 4 % al 12 %. Sin embargo, los Países Bajos han visto un declive en la competencia digital, con una disminución de la representación del 7 % en 2015 al 5 % en la actualidad.

Además, el informe constató que los comités tradicionales siguen siendo dominantes. Solo 9 de los 300 consejos de administración analizados cuentan con un comité tecnológico oficial. Eso es solo el 3 % de las organizaciones.

Marcar el cambio

Mikael Norr, líder de Amrop Global Technology & Media Practice, explica las causas potenciales de este lento progreso: «La respuesta principal radica en la dificultad de posicionar el talento adecuado en la capa superior de las organizaciones: personas que puedan ayudar a los otros miembros del consejo de administración a desarrollar una estrategia clara basada en un caso de negocio sólido y una visión clara del propósito de la organización, su cultura, su estructura y los mercados.

Una vez hecho esto, el cambio debe estimularse en el lugar correcto, al ritmo adecuado y con una gestión sólida de los recursos y del riesgo. Participar en programas educativos para consejos de administración, antes de empezar el proceso, puede ayudar a preparar el camino».

Acerca del estudio:

Amrop ha trazado y examinado las competencias digitales de 300 consejos de administración, así como 3342 perfiles de miembros de consejos de administración. Asimismo, llevó a cabo entrevistas exhaustivas realizadas durante 2016 y 2017 con miembros de consejos de administración de organizaciones que cotizaban en bolsa, principalmente no tecnológicas.

Acerca de Amrop

Amrop es un asesor de confianza en servicios de búsqueda ejecutiva, consejos de administración y liderazgo. Con más de 70 oficinas en más de 50 países, Amrop asesora a las organizaciones más dinámicas del mundo en la búsqueda y el posicionamiento de Leaders For What´s Next: talentos de primer nivel y expertos en el trabajo transfronterizo en mercados de todo el mundo.

El comunicado en el idioma original, es la versión oficial y autorizada del mismo. La traducción es solamente un medio de ayuda y deberá ser comparada con el texto en idioma original, que es la única versión del texto que tendrá validez legal.

 

"El comunicado en el idioma original, es la versión oficial y autorizada del mismo. La traducción es solamente un medio de ayuda y deberá ser comparada con el texto en idioma original, que es la única versión del texto que tendrá validez legal".