Los ojos del mundo estuvieron puestos en Ras Al Khaimah, que logró cautivar a la población mundial con una espectacular gala de nochevieja que ganó dos títulos del GUINNESS WORLD RECORDS™. Miles de espectadores, incluidos turistas internacionales, fueron testigos de 13 minutos de fuegos artificiales, que también llegaron a miles de millones de personas a través de transmisiones en vivo en línea y retransmisiones por redes de televisión mundiales.

"El comunicado en el idioma original, es la versión oficial y autorizada del mismo. La traducción es solamente un medio de ayuda y deberá ser comparada con el texto en idioma original, que es la única versión del texto que tendrá validez legal".

- Business Wire