Según el pronóstico económico de referencia de Moody´s Analytics, el PIB mundial real caerá un 4,5 % este año como consecuencia de la COVID-19. Nuestro caso base para los EE. UU. sugiere que será necesario avanzar hasta mediados de la década para que la economía regrese a niveles de empleo completo. Mark Zandi, economista jefe de Moody´s Analytics, describe el panorama en un nuevo artículo titulado Handicapping the Paths for the Pandemic Economy.

"La COVID-19 ha causado un daño a gran escala a la economía mundial. La rápida reapertura de las economías impulsará el crecimiento al activar la demanda reprimida, pero también levantará el espectro de una reintensificación de la COVID-19 y otro descenso económico, que podría llevar a una depresión mundial. Elaboramos nuestras previsiones económicas para ayudar a los participantes en el mercado a navegar por esta desalentadora incertidumbre y a tomar mejores decisiones", comenta Zandi.

"El comunicado en el idioma original, es la versión oficial y autorizada del mismo. La traducción es solamente un medio de ayuda y deberá ser comparada con el texto en idioma original, que es la única versión del texto que tendrá validez legal".

- Business Wire