Pi-Cardia Ltd., líder mundial en el desarrollo de soluciones no implantadas basadas en catéteres para el tratamiento de las válvulas cardíacas, ha anunciado hoy el éxito de los primeros procedimientos en humanos con su dispositivo ShortCut™. ShortCut™ es el primer dispositivo del mundo diseñado específicamente para dividir las aletas de una válvula preexistente, lo que permitirá un reemplazo de la válvula aórtica transcatéter (Transcatheter Aortic Valve Replacement, TAVR) seguro en pacientes con riesgo de obstrucción coronaria o acceso coronario comprometido.

Estrategias de Inversión
¡Atención!  Los índices se preparan para rebotar
¡Atención! Los índices se preparan para rebotar

Se prevé que el mercado TAVR, estimado actualmente en 5.000 millones de dólares, se duplique en los próximos cinco años al expandirse a pacientes más jóvenes de bajo riesgo. Sin embargo, este crecimiento puede verse obstaculizado por un desafío fundamental: durante la implantación del TAVR, las aletas de la válvula preexistente son empujadas hacia los lados, de manera que puede comprometer el futuro acceso coronario en muchos pacientes.

"El comunicado en el idioma original, es la versión oficial y autorizada del mismo. La traducción es solamente un medio de ayuda y deberá ser comparada con el texto en idioma original, que es la única versión del texto que tendrá validez legal".

- Business Wire