Inventada a principios de los 80 y puesta a disposición del público en los años 90, la tecnología de Internet se ha utilizado mundialmente desde el comienzo del siglo XXI y hoy conecta a todos los rincones del mundo. Gigantes de la talla de Google, Facebook, Amazon y Twitter se han beneficiado del mercado de publicidad en línea.

Pero con la prosperidad también llegan los problemas: demasiados anuncios hacen que este mercado sea extremadamente ineficiente. Para los anunciantes, los costes son bastante altos, con más del 50% del gasto considerado innecesario. Para los usuarios del navegador, la información inadecuada es excesiva, los anuncios aparecen en cualquier lugar y se aceptan pasivamente.

"El comunicado en el idioma original, es la versión oficial y autorizada del mismo. La traducción es solamente un medio de ayuda y deberá ser comparada con el texto en idioma original, que es la única versión del texto que tendrá validez legal".

- Business Wire