A partir del 1 de julio de 2018, los minoristas en línea deben comenzar a cobrar el impuesto sobre bienes y servicios (GST, Goods and Services Tax) de aquellos bienes vendidos a consumidores en Australia por un valor inferior a 1.000 dólares australianos. Esto se aplica a los minoristas internacionales que, en un período de 12 meses, tengan unafacturación de GST demás de 75.000 dólares australianos.

Se ha puesto a disposición de las empresas un sistema simplificado para que registren, presenten y paguen el GST australiano. Los minoristas que utilicen este sistema solo deberán informar del total de ventas imponibles (Total Taxable Sales ) y el GST, y pagar una vez al trimestre.

"El comunicado en el idioma original, es la versión oficial y autorizada del mismo. La traducción es solamente un medio de ayuda y deberá ser comparada con el texto en idioma original, que es la única versión del texto que tendrá validez legal".

- Business Wire