Mantener una adecuada nutrición es el primer soporte del cuerpo humano para hacer frente a numerosas enfermedades, ya que determina en muchos casos la fortaleza y resistencia del paciente frente a la patología en sí o para afrontar determinados tratamientos. Este es el tema central de la mesa titulada ‘Nuevas evidencias en el apoyo nutricional’, patrocinada por Nutricia Oncology, que tendrá lugar este sábado 10 de junio en el contexto del XIX Congreso de la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR), moderada por el Presidente de la Sociedad, el Dr. Pedro C. Lara, del Hospital Dr. Negrín de Las Palmas de Gran Canaria.

La nutrición, al igual que los tratamientos de soporte como los destinados a paliar el dolor, la anemia o los problemas gastrointestinales, es hoy en día un factor determinante en la tasa de éxito del tratamiento de los pacientes oncológicos. Es por ello que la práctica clínica actual tiene en cuenta que el paciente oncológico ha de comenzar un tratamiento con el mejor estado nutricional posible e incluso adelantarse a una potencial desnutrición, con el objetivo de, entre otras cuestiones, mejorar la tolerancia a los tratamientos oncológicos y radioterápicos.

El Dr. Jon Cacicedo, del Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital de Cruces (Bilbao), defiende que “la intervención nutricional de los pacientes con cáncer ayuda a tolerar mejor los tratamientos oncoespecíficos y a mejorar la calidad de vida de los pacientes”. Por su parte,la Dra. Inmaculada Peiró, de la Unidad Funcional de Nutrición Clínica del ICO-L’Hospitalet (Barcelona), añade que “se debe realizar un cribado nutricional con una herramienta validada y un especialista en nutrición debe formar parte del equipo multidisciplinar que trata al paciente oncológico”.

En el caso de los pacientes con tumores en cabeza, cuello o tumores gastrointestinales la malnutrición puede afectar al 70-80% de los mismos, ya que muchos pueden incluso tener impedido físicamente el paso de los alimentos o padecer lesiones en el aparato digestivo derivadas del tratamiento. Esto conlleva numerosos riesgos tanto para la salud física del paciente como para el porcentaje de éxito de los tratamientos, ya que esta situación puede obligar al paciente al abandono temporal de las sesiones de quimioterapia o radioterapia.

En ese sentido, Yolanda Lupiáñez, enfermera del Servicio de Oncología Radioterápica del Hospital Virgen de la Victoria (Málaga) asegura que “el papel de la enfermería es fundamental para identificar y manejar la malnutrición, así como el riesgo de presentarla precozmente”. También añade que “es necesario establecer un tratamiento nutricional individualizado, controlar las toxicidades y el estado clínico general del paciente”.

El soporte nutricional artificial (suplementos nutricionales y/o nutrición enteral) se puede utilizar en el paciente oncológico como una dieta complementaria a su alimentación habitual o como dieta completa (única).

En los casos en los que la ingesta oral se encuentra comprometida, la nutrición médica enteral ha de realizarse por sonda, para poder garantizar que el paciente obtiene todos los nutrientes necesarios para mantener un buen estado nutricional y afrontar en mejores condiciones los tratamientos relacionados con su tumor.

La mesa patrocinada por Nutricia pone de manifiesto su compromiso por contribuir a la formación continuada de los profesionales de la salud en todas aquellas áreas de especialidad que puedan verse reforzadas por un enfoque nutricional adecuado.

Sobre Nutricia Advanced Medical Nutrition

Nutricia es la división de Nutrición Médica Avanzada del Grupo Danone. Dentro de la división, se ha creado Nutricia Oncology, para estar más cerca de las necesidades del paciente oncológico. Nuestra labor se centra exclusivamente en el desarrollo de innovadores productos de nutrición médica que logren cubrir las necesidades de aquellas personas que no pueden tomar una dieta normal o que resulta insuficiente o inadecuada. Nuestros productos resultan esenciales para la calidad de vida del paciente, y en muchos casos, para garantizar la supervivencia.

Los alimentos dietéticos destinados a usos médicos especiales se utilizan bajo supervisión médica. Trabajamos en estrecha colaboración con la comunidad médica, incluyendo los propios facultativos, el personal de enfermería, dietistas, hospitales, farmacias, autoridades sanitarias y organizaciones de pacientes. Nuestra reputación está respaldada por especialistas y líderes de opinión, gracias en buena parte al liderazgo en investigación y desarrollo de nuevas soluciones en Nutrición Médica Avanzada.

Desarrollamos nuestros productos basándonos en la ciencia y la eficacia demostrada, realizando ensayos clínicos y trabajando en colaboración con los mejores profesionales de cada uno de nuestros campos de especialidad.