Según la empresa británica BitePRO, los profesionales que operan en los campos de la salud mental y de las necesidades educativas especiales corren un mayor riesgo de ser mordidos por pacientes o alumnos.

Muchas enfermeras, trabajadores de la salud y maestros se jubilan por razones médicas. Renunciaron a una profesión que les apasionaba en parte porque, como los expertos en el campo de la medicina han podido identificar, sufren un trauma real y un estrés grave.

Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading
Aprende a invertir con nuestro curso más completo
Aprende a invertir con nuestro curso más completo

Otros, como Erin Gonzales, que trabaja como maestra asistente de educación especial en el estado de Minnesota, desean firmemente continuar con su profesión y revelan: “Trabajo en una escuela donde las mordeduras de las personas son algo cotidiano, pero trabajo con niños y niñas. Menores con necesidades especiales”.

"El comunicado en el idioma original, es la versión oficial y autorizada del mismo. La traducción es solamente un medio de ayuda y deberá ser comparada con el texto en idioma original, que es la única versión del texto que tendrá validez legal".

- Business Wire