Las directrices de 2021 de la European Society of Cardiology (ESC) para el tratamiento de pacientes con insuficiencia cardíaca aguda, incluidos los pacientes en shock cardiogénico, elevan el nivel de recomendación de los sistemas de asistencia circulatoria mecánica a corto plazo, como las bombas cardíacas de Impella, de clase IIb ("puede considerarse") a clase IIa ("debe considerarse"). Además, los autores amplían el tipo de pacientes que puede beneficiarse de tecnología como la de Impella para incluir a los pacientes con una fracción de eyección ventricular izquierda ligeramente reducida.

Curso on.line de Estrategias de Inversión
Aprende a hacer Trading a nivel Experto
Aprende a hacer Trading a nivel Experto

Esta es la primera actualización de las directrices de la ESC en cinco años y refleja el creciente conjunto de pruebas clínicas sólidas que apoyan el uso de Impella para la ICP de alto riesgo, el shock cardiogénico y los pacientes con insuficiencia cardíaca derecha.

"El comunicado en el idioma original es la versión oficial y autorizada del mismo. Esta traducción es solamente un medio de ayuda y deberá ser comparada con el texto en idioma original, que es la única versión del texto que tendrá validez legal".

- Business Wire